EXTático

El impulso estético en el diseño

Filed under: Filosofía — Gilberto Salas octubre 28, 2011 @ 7:32 am

Hace poco estuvimos en la feria de EXPOGAY mostrando nuestros relojes diseñados bajo una perspectiva muy conceptual dentro del contexto que en alguna parte he llamado en escorzo. Explicaba que el diseño no tiene una función o que la función es una atracción hacia el concepto interpretado como lo sensible en su significado intelectual. La forma del diseño contendría un mundo de superficie, que en el escorzo orteguiano conlleva al mundo latente, lo oculto por lo cual el diseño nos arrastra a su comprensión. Quizá mi planteamiento era demasiado pretencioso si se pretende que cualquier individuo investigue un mundo latente en cada escorzo o lo que es lo mismo en cada diseño contextual, pero lo que sí es obvio es que el diseño, o más bien un diseño atractivo genera un impulso irrefrenable que es el impulso estético.

El impulso estético fue definido por Fichte como una orientación hacia una determinada representación dentro de un estado de conciencia, o lo que es lo mismo por la representación misma y nunca en función de la cosa o del conocimiento de esa cosa. Esta explicación se desvía un tanto de la búsqueda del escorzo de profundidad en cuanto explicación de esa realidad exterior, que es el objeto mirado en el mundo de superficie e interpretado en el mundo latente. El impulso estético es un hecho de la conciencia que no depende del objeto y solamente de la autoactividad, que parte de una contemplación en principio libre y desinteresada, ya que nadie cobra por mirar un reloj. La satisfacción que produce la atracción de este impulso no dirige al objeto en sí, sino a la representación estética como hecho de conciencia que representa la autoactividad del yo.

El impulso estético, dice Fichte, es una tendencia a la interioridad pero no del objeto sino a la autoactividad compartida de cada yo que percibe lo sensible como hecho de conciencia. El yo que percibe comparte con el yo del creador y su propio yo la autoactividad transformada en la forma de la representación, en este caso del reloj diseñado, que se percibe en común autoactividad. Es un momento máximo donde el diseñador ha conseguido que el observador se impulse hacia el objeto y capte la profundidad del Yo absoluto compartido por los sujetos en el modo que expresa la forma en el espacio/materia del espectador.

El diseño domina nuestras vidas. Es común que hasta un tornillo tenga una estética. todo ello supone que estamos inundados de formas estéticas que nos repelen o nos atraen en cierta manera. El objetivo del diseñador es que todos los objetos que diseñe ofrezcan una atracción, pero si esta atracción surge como un impulso irrefrenable dentro de la conciencia e incluso nos trastorna atrapando nuestra atención, entonces el diseñador ha podido contactar con el Yo común de autoactividad del espectador y de él mismo. El diseñador ha generado una obra atractiva, que atrapa el yo como acción y autoactividad que es captado por el espectador como propia actividad, donde el espectador pasa a ser sujeto activo de la obra de arte en cuanto pone en su conciencia el objeto representado, que a la vez es sujeto. Es el único momento donde existe un sentido universal de comunión intersubjetiva de comunidad compartida y sentida, donde se vislumbra el Yo que fundamenta a todos los yos prácticos. Ese impulso estético es el que percibí en la gente que fue a nuestro stand en EXPOGAY. Me gustaría expresarme mejor y mas claramente, pero quizá una descripción de lo que aprecié podría ser más aclaratoria que toda esta metafísica, que por otro lado es muy práctica.

Fue muy espontáneo el montaje del stand. Si bien sabíamos el color de las moquetas o de los muebles, no teníamos ni idea del espacio que podían ocupar o de la incidencia de la luz sobre los relojes, de momento objetos. Colocando los relojes en sus expositores les fuimos dando la luz adecuada para que de los objetos emanaran sensaciones y afectos. Vistos así la realidad estaba en ellos como objetiva, pero colocados en el expositor y con la incidencia de los proyectores, desprendían una atracción irrefrenable no como deseo por carencia que es el fundamento del objeto como realidad exterior, sino como plenitud e impulso recíproco. Era lo que sentíamos nosotros con el goce estético de su visión, que nos ofrecía un deleite plenamente contextual en su forma, además de ese encanto que nos impulsaba a verlos sin sentir cansancio. La descripción de esta visión es subjetiva por dos veces, en cuanto es de un sujeto, yo mismo, y de que ese sujeto es parte del equipo de diseño del reloj. Había que esperar hasta qué punto era la perspectiva de un sujeto o de varios sujetos que tuvieran diferentes espacios topológicos o lo que es lo mismo diferentes modos de ver la vida.

La escena que se produjo en el stand todavía fue mucho más explícita en cuanto al impulso estético. Los visitantes a la feria pasaban indiferentes por las calles de la exposición a uno o dos metros de distancia. Cuando veían los expositores de diseño propio con nuestros relojes, inmediatamente se dirigían a ellos, los miraban los tocaban perplejos, asombrados y complacientes. Las expresiones de agrado eran constantes, como un momento de comunión. No existían barreras, ya que no el más tímido vendedor no se hubiera acercado a compartir esa experiencia común del goce estético de la forma creada por el diseñador. Esa experiencia común es el impulso estético recíproco como autoactividad del Yo que fundamenta a los dos yo, espectador y diseñador.

En resumen, el impulso estético de un objeto producido y creado es una experiencia compartida de dos sujetos de la autoactividad común aunque no exista la presencia del productor. El objeto creado es realidad activa plasmada del yo del creador que como sujeto es actividad y libertad del Yo fundamental. En la reciprocidad del impulso estético es posible que sea el punto de mayor aproximación de dos sujetos como yos individuales que se corresponden en el fundamento de la actividad de lo real.

El miedo al yo

Filed under: Filosofía — Gilberto Salas octubre 27, 2011 @ 3:50 pm

Cuando empecé mi vida profesional enseguida aumenté de peso unos kilos. Un amigo endocrino me dijo que estaba muy gordo y que tenía que ponerme a dieta. Lo curioso es que este amigo mío pesaba mas de 120 kilos era endocrino y se especializaba en hacer dietas para bajar de peso. Es la clásica ruptura entre la teoría y la práctica o entre el sujeto y el objeto.

Todos nosotros hemos conocido casos del dentista que arregla los dientes o los blanquea y los suyos son mas negros que el tizón o del psiquiatra que rehabilita a los alcohólicos y los fines de semana se toma todos los chupitos que su cuerpo le permite. O los padres que les imponen normas a sus hijos inflexibles que ellos mismos no cumplen. Eso es la disociación entre la teoría y la práctica o lo que es lo mismo entre el sujeto de conciencia como yo y el objeto como realidad física. Esta disociación se debe a la enseñanza que hemos recibido desde hace más de 1500 años que existe una realidad física que nos afecta interiormente y el conocimiento procede del estudio de esa realidad. La verdad sería una adecuación de la cosa al intelecto, vendría a explicar la filosofía escolástica.

Así, si la verdad está en la adecuación de la cosa al intelecto este se convierte en sujeto de conocimiento de la cosa como objeto. El sujeto es un vehículo de trasmisión del conocimiento de lo exterior y su adecuación intelectual se fundamenta en el conocimiento del objeto. Por tanto, todo lo que es objeto y puede ser considerado material es lo exterior incluido el cuerpo, mientras que lo interior no es más que una fuente de datos que se enfocan para una función de conocimiento de lo exterior que es el objeto. Para este tipo de conocimiento no hay sujetos para sí sino objetos en sí, que no pueden ser conocidos o por su aleatoriedad e incertidumbre en la medición o porque son entes basados en conceptos abstractos como materia, gen, fuerza o vector. El otro conocimiento es cuando el sujeto es el propio saber, su realidad activa.

Fíjate en ti mismo, dice Fichte y dirige una mirada al interior. Posteriormente dice mira a tu cuerpo que es la primera representación de la unión del sujeto y el objeto, de lo que es teórico y de lo práctico, que para Fichte significa lo mismo, el existir del concepto. El concepto es un hecho de la conciencia, algo que aparece directamente allí y no procede de un objeto exterior. Eso es lo que hay que interpretar o considerar, que es un hecho de la conciencia y no un fenómeno de un objeto material exterior a nuestro yo. Ello significa que si es puesto por la conciencia y esta es sujeto, la dicotomía sujeto vs objeto se convierte en expresiones del mismo origen y fundamento. Lo que nosotros captamos es fruto de nuestra propia actividad fundamentada en un Yo general del que participamos todos y que cada uno de nosotros lo individualiza y lo hace práctico. Entonces el saber del sujeto significa el esfuerzo o la trayectoria para comprender esos hecho de conciencia que son expresiones de nuestra actividad. Por tanto, lo importante para el sujeto sería comprender nuestras acciones, fijarse en uno mismo como ser cuerpo/yo que actúa en relación con los demás como hecho primero del conocimiento y no como el conocimiento mediado del objeto en sí que es exterior y en realidad es una nada para el sujeto comprendido activamente.

Más simple todavía, si yo fuera el endocrino me miraría primero a mí en relación a los otros y me fijaría en mi mismo. Mi cuerpo como un yo práctico que actúa y a la vez piensa, me daría cuenta con la interrelación subjetiva que mi peso es anómalo, y pondría mi conocimiento al servicio de mis acciones para bajar de peso, y no desde un punto de vista que considera una realidad exterior, una separación teórico/práctica solo como un vehículo de conocimiento y no como una acción práctica de mi propio yo que piensa del mismo modo que actúa, ya que es la misma cosa. Así todo pensamiento y acción son prácticos porque son teóricos y viceversa sin existir ningún tipo de separación. Solo dos modos de expresión de la actividad espontánea y libre que es el Yo general, que se manifiesta particularmente en cada uno de nosotros como expresiones de un yo propio y práctico.

El problema es que toda la sociedad tiene miedo a ser libre, y por tanto, miedo al yo. El yo propio es la expresión particular de la libertad y de la espontaneidad. Entender que algo es posible es comprender la libertad porque es capacidad de acción. El miedo a esa posibilidad, a la posibilidad en sí como incertidumbre, del sentimiento de la necesidad. Por eso dice Fichte que el sentimiento de la necesidad la proporciona la representación del objeto exterior como una realidad. Esa es la realidad a la que se aferra el que ha sido educado en base a una realidad física fundamentada en lo exterior. Por eso, huye de la incertidumbre que le proporciona la realidad interior subjetiva, a pesar de que es lo que verdaderamente puede comprender sin mediación n separación entre lo teórico y lo práctico.

Quizá en un futuro, cuando la sociedad deje de tener miedo al yo y recupere su sentido de actividad y libertad como fundamento de un yo intersubjetivo y común, y que a su vez da origen a los otros yos particulares y propios, pueda volverse a unir lo teórico y lo práctico. Posiblemente los padres empezaremos a dar consejos a nuestros hijos de un modo coherente teórico/práctico y no decir una cosa y hacer otra. Eso nuestros hijos no lo pueden comprender nunca, aunque sean muy pequeños o suficientemente mayores para entenderlo. Y lo mismo entre profesores y alumnos.

Historia y nuevas estrategias en redes sociales de EXTático

Filed under: Nuevas tecnologías — Gilberto Salas octubre 24, 2011 @ 11:06 am

Después de la estupenda conferencia que impartió Juan Merobio en EXPOGAY, hemos avanzado bastante en una nueva estrategia en las redes sociales.

Históricamente fuimos de los primeros en el mundo de desarrollar una serie de ideas para las nuevas tecnologías dentro del mundo de la relojería. Por ejemplo, fuimos la primera marca en desarrollar un espacio privado para todos los propietarios de nuestros relojes, antes que el mismo Patek. Además, fuimos la primera marca que vendía directamente a la red a través de E-CONTRATOS, una empresa de abogados que avalaba cualquier transacción hecha internacionalmente, dando una mayor seguridad que el pago por tarjeta. Nuestra puesta en la red continuó con este blog, el foro para un crowsourcing, el boletín con diferentes noticias o el chat online, todo ello puesto en Internet en el año 2007 y con un resultado no tan halagüeño como esperábamos. Además optamos por la publicidad On Line más que la de papel publicando en Tiempo de Lujo y en Relojes Especiales un banner. Con la desaparición de E-CONTRATOS, una compañía con una interesantísima idea de comercio electrónico, quizá nos desanimamos un tanto, no, corrijo, bastante. Por ese motivo, cuando Facebook y Twitter aparecieron en España, nosotros ya estábamos en la cresta descendente en cuanto apreciación de la importancia de estas nuevas tecnologías. Quizá nuestro problema fue adelantarnos a nuestro tiempo, ya que estas propuestas en el año 2006 y 2007 parecían descabelladas. Hoy en día las marcas están apostando en lo que fuimos pioneros, pero que desestimamos su importancia. Aun así, todo ello sigue funcionando.

El año pasado entre todos los trabajadores de EXTático, empezamos a potenciar el boletín bajo al supervisión de Blanca Petit, Licenciada en periodismo. Además empezamos a hacer nuestros pinitos en Facebook sin mucho entusiasmo, la verdad sea dicha, con una página personal. Poco a poco hemos ido incrementando el número de amigos hasta sobrepasar los 1000. El problema es que si bien el número de amigos crecía los objetivos y finalidades para nuestra empresa no parecían claros. Coincidiendo con una nueva perspectiva para EXTático con respecto a la venta Online, la conferencia con Juan Merobio nos ha dado muchas ideas para encauzar una conveniente estrategia para nuestra marca.

En principio hemos creado nuestra tienda On Line donde hay un apartado que se puede vincular a un departamento de la compañía, donde se puede encargar diseños propios, desarrollos, series pequeñas, etc. Además, a la tienda le vamos a incorporar un programa de realidad aumentada para que la gente pueda probar directamente el reloj en la muñeca. Estamos mejorándola para conseguir que la tienda sea nuestro escaparte a la red.

En segundo lugar, hemos hecho la migración de la página personal a una página de fans. Así podemos publicar todos los contenidos, poner anuncios, utilizar la tienda electrónica y las diferentes aplicaciones para las páginas de marca. Ya tenemos un anuncio colocado en el Facebook y hemos solicitado a la tienda electrónica para vender en Facebook, aunque creo que en España todavía no se ha incorporado. De todas formas ya se puede ver en las aplicaciones del muro.

Por fin, hemos podido conectar este blog a nuestro perfil de Facebook, con lo cual las visitas que tengamos aquí pueden pinchar en el botón de me gusta y así incrementar el número de fans. También hemos puesto mas claro el botón de RSS para fuentes y hemos empezado a dar más movimiento a nuestra cuenta de Twitter y aumentar el número de seguidores.

Por otra parte, estamos contactando con todos los foros y blogs del mundo para hacerles partícipes de la salida al mercado de nuestro diver. Haremos una presentación física en Madrid invitando a los blogueros mas conocidos de relojes españoles y una presentación On Line, que me imagino será para febrero o marzo.

EXTático en EXPOGAY

Filed under: Logística — Gilberto Salas octubre 18, 2011 @ 3:38 pm

Este fin de semana pasado hemos estado exponiendo nuestros relojes en la feria de EXPOGAY con mucho éxito. Aparte de algunas ventas y encargos que hemos tenido de los diferentes relojes, lo más importante ha sido las impresiones de primera mano que hemos tenido de un público muy variopinto. Hemos dado unos 800 pasquines que no está nada mal, para una feria que ha sido un tanto controvertida por motivos de organización.

La feria no tiene un perfil concreto de visitantes sino más bien muy variado, que era lo que necesitábamos para valorar de primera mano y sin intermediarios las impresiones de nuestros diseños. Ha sido sorprendente la reacción del público visitante al evento. Las expresiones ¡qué guapos!, ¡qué diseños!, han sido las más comunes entre otras. Los visitantes extranjeros, italianos, ingleses, alemanes, se han quedado gratamente sorprendidos del diseño español. Hasta un matrimonio suizo se sorprendió mucho del desarrollo de nuestro movimiento.

Además tuvimos la ocasión de asistir a la conferencia de Juan Merobio sobre venta online, que fue muy interesante. De sus propuestas, ya hemos migrado nuestro perfil personal de Facebook a página de empresa con todos nuestros seguidores. Ello nos permitirá promocionar mejor nuestra tienda online. Asimismo también hemos comprobado la sotial mention, muy positiva por cierto y empezar a analizar las diferentes aplicaciones de Facebook para la página de empresa, ya que pronto se instaurará el e-comerce allí.

Las conclusiones de la Feria han sido muy numerosas. En primer lugar creo que la joyería y la distribución tienen un futuro negro a medio plazo. En un mundo tan rápido, vertiginoso y competitivo, la gente comprará en las tiendas online, que pueden ofrecer un mejor precio además de mucha mayor tranquilidad en la compra. Mucho de los compradores de relojes a veces les apabulla la puesta en escena de las grandes relojerías o la presión que pueden sentir al comprar, que les impide estar tranquilos observando el producto. En la tienda online, pueden ver las especificaciones y dar al botón de compra si el artículo les parece correcto. Hay cosas que mejorar como la realidad aumentada, la reticencia en el pago, etc., pero creo que a la generación de los chavales de 13-16 años, no pisarán un espacio físico.

Esto lleva a la pregunta si las ferias deberían de replantear sus visitantes. Si el fabricante ende por Internet y eso se generaliza, ¿qué misión tiene ferias para distribuidores y joyeros que solamente venden unas marcas determinadas? Ferias que sean espacios móviles de productos, como los mercados medievales de productos en los pueblos y ciudades, con la publicidad de la página online, puede ser una opción para llegar a un público más directo y barato, que tener un espacio físico con empleados, alquileres, gastos, etc.

En lo que respecta a mis impresiones en relación con nuestros relojes, me ha sorprendido que nadie nos preguntara que tipo de movimiento llevaban salvo si era automático o de cuarzo. Se apreciaban los movimientos automáticos suizos, pero no de un tipo determinado, como ETA, Sellita, Valanvron o Soprod por ejemplo. Por otra parte, la gente le gusta el contexto, es decir, todo el reloj en conjunto y los detalles son accesorios, como un grabado posterior, la esfera, las agujas, el tipo de correa o el movimiento que lleva.

Hemos observado que el perímetro de las muñecas es mayor del que nosotros creíamos. Si bien en el estudio que hicimos recientemente a nivel ergonómico, comprobamos una media de 17 cm, puede que ahora ese perímetro de la muñeca supere los 18 de media, lo cual implica que las correas deberían de estar en una cuerda mayor de la que proponemos. La idea de fabricar correas de caucho personalizadas al tamaño de la muñeca ha tenido gran aceptación. Poca gente se ha quejado del tamaño, más bien una sola persona de más de 60 años, pero no ponía en duda la calidad de nuestros diseños.

La estrella del stand ha sido el Juntor de oro rosa electroplatinado, pero los outlet han gustado mucho. Los render del Motor y del Diver han impresionado y nos hemos venido con algunos encargos de estos relojes. El Conceptor azul ha agradado también.

No sé si volveremos el año que viene, pero el muestreo y las consecuencias que hemos extraído de ello ha valido la pena el viaje hasta Torremolinos, además de los agradables días que hemos pasado por allá.

Tienda On line de EXTático

Filed under: EXTático — Gilberto Salas octubre 11, 2011 @ 1:35 pm

MOTOR

Hemos abierto nuestra tienda on line, donde se pueden adquirir nueStros próximos relojes por encargo.También una sección de outlet, así como un apartado para construir un diseño propio de reloj. Esta sección está en construcción. Puedes visitarnos en el enlace de abajo

TIENDA ON LINE DE EXTÁTICO

El culto al cuerpo es filosofía del querer

Filed under: Filosofía — Gilberto Salas octubre 10, 2011 @ 2:49 pm

 

Si alguien piensa que detrás de esos cuerpos perfectos no hay ningún tipo de filosofía está bastante equivocado. Se tiende a minusvalorar intelectualmente a las personas con cuerpos trabajados, pero no se entiende que para conseguirlos hay que tener una voluntad férrea, una determinación y una claridad en el concepto de fin, que solo es posible dentro de una filosofía práctica del querer. Las personas que poseen ese tipo de determinación pueden crear y hacer cualquier cosa que les venga en gana, si comprenden su propia capacidad de acción y no se dejan llevar por los consabidos tópicos basados muchas veces en la envidia.

Solamente hay que echar un vistazo a los cuerpos de la mayoría de los intelectuales para darse cuenta de lo que hablo. Su autoestima se basa en el reconocimiento de la sociedad de su labor intelectual, pero muchos de ellos menosprecian el cuerpo o el culto al cuerpo como si fuera un objeto. Objeto de deseo cuando el cuerpo es admirado, anhelado y envidiado, pero como objeto, que a su vez es desvalorado en su propia subjetividad. La escultural rubia modelo de lencería o el guapo actor de turno se le admira y envidia solo por ser objeto pero no por ser sujeto o lo que es lo mismo, por la filosofía práctica de ser un yo/cuerpo.

En la actualidad la materia de conocimiento es la realidad física y esta se identifica con la materia sensible o las cosas como objetos. Dentro de esos objetos reales está el cuerpo, donde la dicotomía objeto-sujeto dentro del ámbito de la cosa prácticamente no existe, siendo el sujeto una cosa que piensa, mientras el cuerpo es el objeto que lleva a eso que piensa. El sujeto es un objeto, es una cosa donde cada vez tiene menos cabida lo abstracto de la acción, de la libertad, de la voluntad, del querer, ya que en sí mismo son enajenamientos sin realidad física que se puedan conocer, que no pueden ser medidos. El conocimiento verdadero del objeto en la actualidad es su posibilidad de ser medido, su verdad científica. El problema es que la voluntad y la actividad son propias del alma del sujeto mientras que el cuerpo es objeto porque es extenso, lo podemos tocar y medir. Esa idea proviene desde que Descartes calificó a lo que existe como cosas pensantes y cosas extensas, que derivaba de la creencia religiosa de la distinción del alma y el cuerpo. Ahora solo interesa el objeto pero en cambio se sigue considerando al alma, al espíritu como algo diferente y superior, de un modo bastante contradictorio o por lo menos diferenciado con respecto al cuerpo.

Fichte planteó el problema del conocimiento desde una perspectiva diferente. Si la realidad fuera la que uno mismo construye y no la de la cosa externa extensa, la perspectiva del conocimiento cambia. Sin negar que existan los seres como objetos, la realidad o el conocimiento de la realidad pasaría por uno mismo, por el yo. La manera de presentarse esa realidad sería en la unión del concepto de lo sensible y lo inteligible en uno mismo y como uno mismo. Pero ese primer conocimiento de uno mismo y de la realidad construida como sujeto/objeto es el cuerpo. Por tanto, la realidad o el conocimiento de la realidad empieza cuando uno mismo se da cuenta que es un cuerpo entre cuerpos y ese cuerpo es un yo que actúa. El cuerpo entonces sería la base del conocimiento de la realidad objetiva y subjetiva a la vez, que es un yo cuerpo. Entonces, el cuerpo es el comienzo de la filosofía práctica de Fichte, de su ínter subjetividad y del conocimiento del yo propio fundamentado en la libertad o de la actividad.

Entonces, no se puede menospreciar a la gente que cultiva su cuerpo porque en realidad está haciendo filosofía, la filosofía del existir. Conociendo el cuerpo se conocen los límites del ser y la realidad de la actividad que son las dos partes que componen el concepto del cuerpo. Quizá no lo explicarán con estas palabras pero sí quien conoce el cuerpo sabe de lo que hablo. Un deportista sabe sus límites, tiene una voluntad de hierro, reflexiona sus capacidades y posibilidades, su manera de comer de beber. Comprende las respuestas de su cuerpo porque sabe leerlo y lo escucha porque él mismo es un yo/cuerpo.

El viejo tópico de mente sana en cuerpo sano quiere decir que la mente sana equivale a un cuerpo sano y viceversa, porque es lo mismo uno que otro. No hay división ni de objeto ni del sujeto ni del conocimiento en cuanto es el del existir. El cuerpo existe porque es un yo propio de materia en el espacio. Y eso es lo que vemos en otros yos que son cuerpo. Una manera de aprender de la existencia es aprender de esos otros yos/cuerpos, que saben lo mejor para ellos y que puede ser también bueno para nosotros. No es superficialidad la de los cuerpos perfectos, mas bien es filosofía, la filosofía del existir y del querer.

El diseño es el alma de todo lo que ha creado el hombre

Filed under: Etcétera — Gilberto Salas octubre 7, 2011 @ 7:16 am

Esta frase solo la podía haber dicho un genio y este fue Steve Jobs, que bien la podía haber pronunciado Fichte si en aquel tiempo el diseño fuese parte de la vida como es ahora. Sí en cambio, el arte y la estética eran cosas de genios dentro del romanticismo alemán. La teoría del genio de Fichte, quizá poco conocida, se puede conceptualizar dentro de las palabras que dijo Steve Jobs en su día.

El genio en Fichte empieza como una extensión de la teoría restrictiva de Kant, que posee una regularidad acientífica, originalidad, ejemplaridad, inconsciencia inicial y libertad de juego. Para Fichte, el genio no se da solo dentro del campo de la estética, sino que abarca a la filosofía, la ciencia, la ética y por qué no a la informática y el diseño si Fichte conociera estos campos. Ahora bien, es innegable que el genio comprende la actividad del hombre como un impulso estético, que es el culmen de la filosofía de Fichte.

El impulso estético del genio es la actividad del hombre como un Yo fundamental, que es espontaneidad y libertad pura. El hombre lo que verdaderamente puede hacer es elegir. La libertad como actividad fundamental significa desconexión de presiones que menoscaben la originalidad de la obra o la idea genial. El hombre crea y desarrolla su trabajo a través de la actividad fundamental con plena libertad, siendo original, que se trasmite en su obra tanto subjetivamente como objetivamente. En la obra estética se moldea la libertad de la función estética, que trasmite el genio a su obra porque se funde con la espontaneidad absoluta, que es la actividad del hombre y la revela a los demás hombres.

El genio alcanza con la obra de arte, la comprensión del significado del impulso estético como actividad creadora del hombre.  Creador de novedades se desarrolla no en la copia, sino en la originalidad, por esa libertad exenta de ataduras internas y externas. Es la comunión con el sentido universal del Yo dentro de la individualidad de cada yo práctico. Cada genio tiene un carácter innato pero necesita desarrollarse con trabajo, tesón, situaciones límites para todo proceso creativo. Por eso, dice Fichte, hay que esperar que la obra del genio culmine para que sea considerado como genial.

La misión del genio en la historia como creador, que desarrolla una libertad y actividad original y única, es que una idea se llegue a considerar especial y que el mundo reconozca la importancia de su idea. Steve Jobs deja el diseño industrial en el punto más alto de la actividad creadora del hombre. Es el alma puesta en cada objeto que produce el Yo universal en cada yo creador, poniendo en el justo término la libertad y la espontaneidad fundamental del hombre. El diseño es expresión de la libertad del hombre, su alma creadora. Esa es la idea que nos deja Steve Jobs como un genio, que en su obra nos deja la idea de libertad, la libertad como creación que tiene el alma humana a través del diseño.

Control de calidad en la fabricación de un reloj

Filed under: Logística — Gilberto Salas octubre 4, 2011 @ 8:15 am

El control de calidad de la fabricación de un reloj empieza en el momento que se afronta el diseño del modelo parametrizado. Una vez que ha concluido el bocetado inicial, donde las ideas han fluido para dar forma al reloj, comienza la fase de construcción paramétrica en el programa de diseño industrial. Es ahí donde afloran todas las preguntas y respuestas que hay que dar a nuestro diseño para que pueda pasar desde el inicio un control de calidad.

Lo primero de todo va a ser el tipo de movimiento que vamos a incorporar y la manera en que lo vamos a sostener, los proveedores que tenemos, el precio, la calidad dependiendo de los acabados y si le vamos a otorgar algún valor añadido como nuevos puentes, tornillos, grabados especiales, etc., ya que ese tipo de cosas pueden cambiar alguna parte del diseño y se necesite una conformación diferente del reloj en alguno de sus aspectos, como caja de fondo visto, cierre roscado o con tornillos individuales. En este momento es muy importante ponerse en el lugar del ensamblador ya que existe una gran dificultad en el ensamblaje perfecto de un reloj, aunque no sea una etapa valorada por el cliente. Por ejemplo, en la web de Blacpain hay un apartado especial que hablan del ensamblaje. Son profesionales especializados que observan minuciosamente las piezas a ensamblar como esferas, agujas, tornillos, cristales, tubos, etc., desechando las piezas que tienen el más pequeño de los defectos, imperceptible para el resto de los mortales. Por ese motivo, el diseño de un reloj, debe de facilitar al máximo o por lo menos tener en consideración a los profesionales que se van a dedicar a montar el reloj. En esta etapa, cualquier rasguño, mota de polvo, manipulación no esmerada, puede llevar al traste una labor ardua de trabajo que comienza en el papel y termina en esta etapa. Por eso, el diseñador debe de estar al tanto de cómo se ensambla un reloj para evitar este problema en el montaje.

Hay muchos elementos en la construcción de un reloj. Una corona puede ser hermética a 200 metros, pero si el tubo no está pulido a 1 micra como mínimo, posiblemente existan problemas de hermeticidad, si la corona no es roscada. Si esta misma corona lleva juntas más blandas de 50 shore o el roscado no es exacto al de la tija o no tiene las suficientes vueltas en el atornillado, la calidad puede disminuir considerablemente. Por ello, cada pieza debe de ser prototipada por separado, probada igualmente y terminada dentro del contexto general del reloj, para que el aspecto final sea lo mejor y de mayor calidad posible.

La ventaja de las empresas que se dedican a la gestión y fabricación de relojes, que emplean fuentes externas en la mayoría de sus elementos es que pueden contar con las mejores empresas y a mejores precios muchas veces en mayor medida que si las piezas son fabricadas in-house. En la industria relojera suele prevalecer el inmovilismo en muchos casos, por lo que muchas veces es preferible mandar a producir fuera de casa muchos elementos que antes se fabricaban en la propia fábrica, pero con máquinas obsoletas y personal no renovado. Por ese motivo no se alcanzan los estándares de calidad que exige el cliente de relojes, con lo cual la mayoría de las empresas suizas de relojes no son empresas de manufacturas, sino que emplean fuentes externas para la mayoría de los elementos que constituyen sus relojes. Coronas, agujas, esferas, cristales, movimientos, etc., no son fabricadas en la misma casa, pero sí que son ensamblados en sus locales con un exhaustivo control de calidad. Cada elemento ha sido diseñado para que en este paso tan importante todos los elementos encajen dentro del contexto, que es el reloj terminado y listo para la venta al público.

Ahora bien, mucho de los problemas que tienen las empresas de fuentes externas son las ubicadas fuera de su territorio. Si bien es común producir elementos fuera de la fábrica en Suiza, se lleva desde hace bastante tiempo produciendo en terceros países, llámese La India, China, Taiwan o la misma España. Los productores españoles que son fuentes externas son en la mayoría españoles que han trabajado en la industria relojera suiza y tienen el mismo control de calidad que un swiss made e incluso mayor, ya que por un mayor nivel de exigencia propio son muy exhaustivos en la inspección de elementos. En cambio en otros países el control de calidad en muchos casos no existe. Por esa razón muchas casas terminan los productos en Suiza, como las esferas por ejemplo, que son mandadas a imprimir la base de latón y la serigrafía es producida en Suiza o las cajas que pueden ser estampadas en China y terminadas en su mecanización en Europa. Ese proceso de fuentes externas abarata mucho el coste, ya que no es lo mismo realizar una simple impresión o un mecanizado superficial que costear todos los pasos. Así, en China por ejemplo hay pocas empresas que se dediquen a acabados de piezas de relojería y que tengan la suficiente experiencia para respetar los máximos de tolerancia.

En suma, el control de calidad de los relojes suele comenzar desde la fase de diseño. Hay que tener muy claro las empresas que van a terminar el producto y sobre todo el ensamblaje final del reloj, que puede dar al traste el mejor diseño y la mejor producción. Por eso hay que ser muy meticulosos en la elección de estas empresas o ensamblarlo con personal especializado en la propia empresa de gestión y fabricación del reloj, como es nuestro caso.