EXTático

Sobre las asas de los relojes

Filed under: Concepto,Ingeniería y Diseño — Gilberto Salas marzo 29, 2009 @ 9:37 am


Juntor 2 316L

Creo que uno de los problemas que hay actualmente en el diseño de los relojes grandes es mantener la esencia del concepto de la forma del reloj, es decir, continuar con el diseño de caja con asas para la correa. Hay que tener en cuenta que la mayoría del perímetro de las muñecas de hoy en día es de 17-18mm, lo que se traduce en una superficie de base de 50-51mm del dorso. Si medimos la longitud que tiene un reloj de 46 mm, como el Tiempo Esférico, cuyas asas son las más pequeñas que puede soportar el diseño de todos los elementos, comprobamos que la distancia que hay entre ellas es de 52-53mm. Se observa que está un milímetro por encima de la capacidad que tiene el dorso de una muñeca estándar de aguantar sin incomodidades de uso el tamaño de una caja de 46mm, cuya distancia entre asas es de 52,5mm en el caso del Tiempo Esférico.

Lo que suelen hacer los diseñadores de cajas grandes es hacer unas asas más pequeñas o dar una inclinación a las asas para que se acoplen a la curvatura de la muñeca una vez que han desbordado su dorso. De todas formas continúa cierta incomodidad a la hora d ela correa, ya que esta no está adaptada perfectamente al perímetro de la muñeca y por tanto la sensación para el que ha llevado relojes pequeños es de holgura y falta de adaptación. Aunque en el caso del Tiempo Esférico esto no sucede en demasía es porque la altura de la caja es baja y por tanto existe mejor adaptación que en los Panerai de menos tamaño. Aun así al llevarlos no dejo de observar ese detalle de falta de adaptación en todos los relojes de más de 46mm e incluso en algunos de 44mm en nuestra muñecas pequeñas.

En los Juntores optamos por suprimir las asas para que la altura de 19,5mm no fuera un handicap, ya que podía es muy inestable e inseguro el uso y la portabilidad del EXT. Así que adaptamos toda la caja posterior a la muñeca y la correa de caucho sale con un pequeño angulo que permite una adaptación total al perímetro. Por supuesto estas ideas eran virtuales ya que no conocíamos ningún tipo de caja que la correa saliera desde la misma base para tal altura, lo que le confiere una imagen muy singular al Juntor y lo más sorprendente es la comodidad. Creo que es el reloj más cómodo que me he probado, ya que sus 46mm son perfectos para todas las muñecas, sin que sobresalgan las asas, lo que impide esa adaptación tan cómoda de la caja. Asimismo, la correa de caucho al tener bastante flexibilidad y rigidez hacen de él el mejor material para este tipo de cjas tan singulares.

Bueno, ya han empezado a fabricar cuatro modelos, dos de acero 316L y dos de bronce. En septiembre empezaremos otros dos y tendremos unos seis modelos durante el año que viene a expensas de continuar con los Juntores o seguir con las platinas y los puentes del EXT Tipo 1, que pensamos hacer en duraluminio negro.

Un saludo desde la Hora Española 

El lujo es el cuidado de sí mismo

Filed under: Concepto — Gilberto Salas marzo 27, 2009 @ 12:10 pm

 

Lipovetsky acaba de publicar en el año 2004 un libro titulado El lujo eterno: de la era de los sagrado al tiempo de las marcas. Hace un repaso de la historia del lujo comenzando por el significado que tenía en las sociedades primitivas. En ellas la ostentación por parte de los jefes de cada tribu, cuya estima social se conseguía con el derroche de obsequios como grandes regalos y banquetes. Según Lipovetsky era una manera para que el hombre se desprendiera de su tendencia natural a la posesión excesiva, considerando mas práctico lo inmediatamente útil. Era la condición por la cual el lujo combatía la acumulación de riquezas e incluso luchaba contra el dominio político. El origen directo era mágico-místico en cuanto a que el desprendimiento de objetos atraería la protección de las fuerzas espirituales.

Ahora bien, Lipovetsky explica que esta clase de lujo se mantiene todavía como cierta forma de ostentación para recibir la estima social, pero comienza una nueva era del lujo al que llama el lujo emocional. Si el lujo basado en la riqueza pretende conseguir ser envidiado y reconocido, el lujo emocional es una tendencia a disfrutar de sí mismo. Esto es el placer de sentirse diferente, de no ser como los demás, de ser originalmente uno consigo mismo. Con este cambio en el sentir del lujo individualizado, aparecen nuevos perfiles que tienen que ver más con estrategias no de apariencia sino de gozar de emociones estéticas o sensaciones privadas, que van a ser un vivir y disfrutar para sí mismo.

Esta idea de diferencia y originalidad individual se separa de la idea cristiana donde el vivir para sí es un egoísmo que está mal visto y recupera la idea estoica del “cuidado de sí”. Ya Foucault en La hermenéutica del sujeto explica que en la moral cristiana de renuncia a sí mismo o en un colectivismo como obligación para los otros, las tecnologías del yo están muy mal vistas y comprendidas. Y Foucault precisamente no esconde ninguna peculiaridad neocapitalista o neoliberal, como ideologías vinculadas al particularismo individual o a un nuevo egoísmo. Por eso se está produciendo una neoconversión es decir, el sujeto deja identificarse con el ser colectivo para que sin miedo retorne a la idea estoica de ejercitarse hacia sí mismo. Platón explicaba en el Alcibíades I que si se aspira a ser mejor en la actividad colectiva se precisa un desplazamiento hacia la contemplación individual. Entonces el cuidado de sí mismo es el cuidado de la actividad propia y este es el esfuerzo por conocerla. Para esto dice Foucault se necesita una técnica.

En Tecnologías del yo Foucault describe varias técnicas del cuidado de sí. Una de estas es el escribir notas sobre sí mismo, para fijar las reglas que uno necesitaba para mejorar. Con el acceso a la era informática esta idea se convierte en un goce privado con el uso del ordenador. El sujeto puede establecer una memoria escrita, almacenada e histórica que construya a partir del recordar una base para ese cuidado del sí. Este recordar es otra tecnología del yo, que consiste en ese saber histórico-vital de percibir las respuestas corporales y estéticas del cuerpo-mente. Pero las nuevas tecnologías de la información se incorporan a las tecnologías del yo como bienes privados, siendo lujos que optimizan para deleitarse uno mismo. Séneca en las Cartas a Lucilio decía que indagar sobre uno mismo como examen de conciencia y recordar sus reglas de conducta era la adquisición de un bien, bienes que por otra parte son para goces privados del individuo.

Pero si de algo entendemos en España tanto colectiva como individualmente es de los goces privados. Todos los pueblos que habitan la península se parecen en el cuidado del sí mismo como lujo. Socialmente nos gusta participar de estos lujos privados con nuestros familiares, amigos, vecinos o compañeros. Por eso, conversamos del lugar donde tan bien hemos comido, el excelente viaje que hemos realizado o de las lociones que nos tonifican. Se comparten las vivencias privadas que renuevan nuestra salud y nuestra psique. Explicamos la cura a nuestras dolencias con el ánimo de que el otro pueda beneficiarse a sí mismo para su cuidado. No hace falta ser estoico para comprender el lujo del disfrutar y vivir uno mismo, pero no estaría de más ejercer algunas de aquellas tecnologías del yo, ya que en las que pertenecen al cuerpo somos expertos.

Boletín de marzo 09

Filed under: EXTático — Gilberto Salas @ 9:33 am

Ya hemos publicado el boletín de marzo de este año. El boletín digital pasa a ser de edición cuatrimestral. Es bastante complicado para mí hacerlo de otra forma, pero sí que podré hacerlo cada cuatro meses.

De todas formas, creo que está apañado salvo que es un poco filosófico. A ver si el próximo hablo un poco más de sitios y gustos de la Hora Española.

Un saludo EXTático

BOLETÍN DE MARZO 09

Actualidad de los Juntores

Filed under: EXTático,Ingeniería y Diseño — Gilberto Salas marzo 26, 2009 @ 6:26 pm


Juntor 1

Hoy hemos estado en Villena Alex y yo y nos hemos venido muy contentos, ya que hemos solucionado los pequeños problemas técnicos de diseño que todavía existían en las cajas. Estos eran de desajustes de pequeñas tolerancias, tanto en la base de la caja posterior, donde va acoplada la correa con dos pasadores, como la tolerancia de la suspensión del soporte flotante de presión del movimiento. Además, existía un desfase de 0,2mm con respecto a la esfera y eso podría dar lugar a que no cerrara bien cuando estuviera terminada. La idea entonces va a ser que cada caja sea mecanizada y ajustada con el propio movimiento. Así, las tolerancias son individuales para cada una de ellas y el proceso de fabricación es más preciso y único.Estamos hablando que cada Juntor será mecanizado y ajustado con la precisión máxima, abandonando procesos de fabricación en serie. Incluso el cierre hermético de la rosca es individual, ya que no se podrá cambiar ningún elemento.


Juntor 2

Debido a estos pequeños cambios nos hemos dado cuenta que los nichos de los pasadores tenían que estar un poco más alejados del borde, lo cual nos ha llevado a rediseñar la correa. Este hecho ha resultado ser positivo, ya que hemos considerado darle un pequeño ángulo a la correa, con lo cual la adaptación a la muñeca va a ser increíble. Creo que el problema de la aversión a los relojes grandes es la incomodidad de las asas. No me he dado cuenta de ello hasta que me he probado los prototipos de los Juntores, ya que no existen movimientos atípicos del reloj en la muñeca.

Con respecto al grabado nos harán un relive y un grabado de superficie, pero los números de serie o los completamente personalizados lo haremos nosotros en casa. Asimismo, el pulido a espejo y satinado también lo haremos nosotros en el departamento técnico


Juntor 4

Unos pequeños cambios de última hora nos darán unas agujas azules con el superluminova blanco así como la subesfera que también es como si fuera pavonada. Y esperando a ver cómo sale el asunto de los cristales fotocromáticos, que con un EXT de bronce y luminiscente, casi es un reclamo para que cualquiera te dé un tirón en Gandía este verano.

Un saludo desde la Hora Española

Micro mecanizados en Mondragón

Filed under: Ingeniería y Diseño — Gilberto Salas @ 8:22 am


Micro mecanizado de 3mm

Hemos recibido información sobre la empresa CEI-SAIOLAN de Mondragón, que se dedica a la investigación y desarrollo de tecnologías para la micro mecanización de elementos de diferentes metales, como el acero o el latón. Dicen que han llegado a taladrar nichos de hasta 0,1mm de diámetro a profundidad de cinco ejes.

Esta empresa es española y por tanto puede ser interesante este tipo de micro mecanizados en el futuro, ya que la comunicación estaría garantizada. Se podrían trabajar todos los elementos pequeños del reloj, como espirales, ruedas de engranajes, trinquetes, tornillos, etc.

El enlace de CEI-SAIOLAN

Torpedo Tucker

Filed under: Innovación permanente — Gilberto Salas marzo 21, 2009 @ 7:48 pm


Torpedo Tucker

La mejor biografía que existe es la de los textos que escribe cada uno. En el caso de Preston Tucker ese texto fue su coche, que por diseño y elegancia ha sido uno de los más bonitos y avanzados de su época. En el del emprendedor Tucker sus ideas se plasmaron en esa maravilla de diseño, y los entendidos también explican que de mecánica, que tienen esas líneas que escribió para la historia del diseño industrial. En cambio, para una historia del empredendor, es interesante analizar los fallos que motivaron que esa idea no tuviera buen fin.

Por lo visto, observando un poco más los datos que se desprenden de aquella aventura, los problemas que tuvo Tucker fueron, más bien, una lucha contra el ologipolio de las corporaciones del automóvil de Detroit, que vieron en Preston la posibilidad de un gran competidor, además del desembolso que tendrían que realizar para fabricar coches con mayores prestaciones. Por aquel entonces los coches eran de usar y tirar. Las autopistas americanas estaban llenas de automóviles que duraban dos o tres años, que cuando se estropeaban nadie se tomaba el interés de arreglarlos. Además, el coche de Tucker iba a ser competitivo hasta en segmentos de precio medio. Faltaba saber si podía ser tan fiable como lo que sería un coche japonés, pero el caso es que no tuvo éxito.

Como emprendedor, el problema mayor de Tucker fue el matrimonio a tres bandas, con el Estado, con los bancos y el mismo con su socio. Está claro que cualquier idea por buena o mala que sea necesita dinero, pero si este proviene del Estado, siempre se está comprometido de alguna manera a cierto clientelismo político. La figura del emprendedor a mi jucio es pura dentro de la lucha en el mercado, y con el Estado mientras menos trato exista mejor. Los seguros sociales y porque no queda más remedio. Por otra parte los bancos. Cualquier operación estratégica que haga un emprendedor se tiene que enfocar, no como el cuento de la lechera de todas los planes de negocio que se presentan en España, sino como de ventas cero los próximos tres años de la empresa y si ello se puede afrontar. El tercer factor es tener un socio con dinero o disponer de ingresos que palien esos primeros años de introducción de la marca, que tal y como está el mercado hay que pensar en diez años como mínimo y no de tres a cinco como se creía hasta ahora.

Tucker quiso hacer en un año lo que cuesta hacer toda una vida y más para un conocedor del negocio del automóvil como era él. A veces el gran problema que tenemos los emprendedores es que no nos importa el dinero ni las consecuencias que pueden acarrear los préstamos realizados por el mero hecho de dar realidad a una idea sin prever las posibles secuelas. En el caso de Tucker el valor era la idea que vendía incluso antes de tener nada tangible. El tiempo no estuvo de su parte porque no comprendió que no es solamente sucesivo sino también circular. Si hubiera esperado lo suficiente se hubiera enganchado otra vez al tiovivo.

De todas formas y viendo como está el patio, apuesto por un futuro del automóvil de marcas independientes. Las grandes corporaciones del automóvil están muy despersonalizadas y no tienen futuro. Después de la crisis o restructuración la personalización en el producto y en la responsabilidad de la empresa va a ser más importante. Ya veremos qué es lo que pasará. De todas formas, las línea del texto del Torpedo Tucker ya están escritas, que nos deleitarán para siempre.

Un saludo desde la Hora Española

Publicidad y educación

Filed under: Etcétera — Gilberto Salas marzo 19, 2009 @ 5:29 pm

En estos días esta apareciendo en televisión un anuncio que permite poner en práctica al escorzo en toda su capacidad de enfoque. La escena transcurre en el interior de un coche, donde un padre ha ido a recoger a su hijo a la puerta del colegio. El niño cuando está sentado le pregunta a su padre, -papá ¿sabes que mi amiga Nerea es negra? El padre condescendiente y cariñoso, le responde -sí, claro que, sí, a lo que el niño dice-pues yo no. El padre se queda pensativo sobre la sorprendente respuesta del niño. La primera impresión es el oír la palabra “negra” en la boca del niño suena muy fuerte, casi indignante e insultante para nuestra mentalidad igualitaria, pero después de ese primer arrebato de prejuicios empiezan a aflorar las dimensiones de profundidad y superficie en el episodio descrito. Lo que se pretende explicar es que en realidad el niño nunca había clasificado a su amiga dentro de ningún colectivo diferente a él. En el momento que el niño comprende esa realidad de diferencia es porque se ha dado cuenta de ello, que su amiga no es como él. Podía haber dicho que es mujer o es morena o es bajita en comparación a él. Todos ellos adjetivos referentes a una categorización circunstancial, pero la clasificación es por el color de la piel.

¿Qué significa esto? Sencillamente que la educación que proviene del Estado, en este caso el colegio, más que tumbar diferencias las fomenta por los componentes recíprocos de lo que pretende educar. En una proposición dentro de la educación para la ciudadanía que exprese que todas las razas y colores tengan el mismo derecho ante la ley, el sentido común establece lo recíproco, entonces el niño piensa que hay razas, homosexuales, religiones y no simplemente ciudadanos. El niño no es consciente durante su educación de ningún tipo de diferencias en su entorno. Él mismo se desarrolla en un ambiente, que se supone igualitario y liberal, pero se establecen diferencias raciales y categorías solo enfatizando la igualdad entre ellos, cuando esto no se ha puesto en duda durante la evolución de su desarrollo educativo. Entonces, el niño se preguntará ¿Nerea es diferente a mí por ser negra? Es el pensamiento de los contrarios en lo diferente, la categoría en este caso racial, con lo que pretendiendo allanar el camino a un pensamiento sin barreras aparecen las paredes de la clasificación. Sencillamente dando importancia y separando a lo que es obvio se enfatiza la diferencia. La pregunta es si la educación que se le está dando a nuestros hijos es la adecuada o estamos favoreciendo a la discordia. Lo mismo sucede con los temas sobre la homosexualidad, las parejas de hecho, el aborto, etc., temas que son propios de las familias y que se apropia el Estado para la educación, en este caso, para el adoctrinamiento.

En la educación dentro de la libertad, que es el principio máximo que puede aspirar un hombre, en esta caso un niño en desarrollo, solo hay dos principios básicos e imprescindibles que se pueden exponer dentro de un marco general. El primero es la máxima kantiana del imperativo moral, parafraseada de un modo particular como “no hagas a los demás lo que no te gustaría que te hicieran a ti”. Esta máxima regla general es la premisa para toda relación dentro de una sociedad, ya que respetar a los demás es respetarme a mí mismo tanto como al otro y viceversa. El respeto mutuo es la máxima de la libertad y de la tolerancia.

El segundo principio es el de la no agresión. Este principio rothbardiano no es más que la extensión praxiológica de la máxima kantiana, pero enfatiza aún más el principio de libertad y de individualidad de la persona, sin clasificaciones de raza, estatus social, religioso, etc. Ello es debido a que hace hincapié en la libertad propia del individuo, con lo cual todas las categorizaciones en sí mismas son alienaciones de la persona, como la misma teoría marxista de clase, que con lo que pretende subsanar, consigue justamente lo contrario. El concepto de no agresión de Rothbard se basa en reconocer la soberanía de cada uno de su cuerpo, algo que Fichte explicó como el fundamento para un derecho natural del hombre como persona, ya que para reconocer a un individuo hay que reconocer al cuerpo . Es el cuerpo, su esfera de acción y la defensa de la no agresión, el primer principio de la libertad, que es un principio de autopropiedad. Parafraseando a los dos se concluiría que la máxima de la educación sería ” Respeta mi propiedad, que es mi cuerpo, que yo respetaré al tuyo”. Desde esta premisa básica entonces se puede desarrollar una educación y no un adoctrinamiento que por pasiva parece ser la misión del Estado.

 

 

Mi perspectiva del cambio

Filed under: Concepto,EXTático,Logística,Nuevas tecnologías — Gilberto Salas marzo 18, 2009 @ 10:00 am

Desde que yo recuerdo en mi memoria, no encuentro ninguna etapa de mi vida que se pronunciara tanto en los medios la palabra crisis. Ahora, el significado de ella parece que se está asociando a debacle o depresión. La depresión del 29 fue una época en la que los medios nos la transmiten como un periodo negro, oscuro, casi el medievalismo de la edad moderna. No la viví y tampoco recuerdo que mi abuelo le dijera algo a mi padre. Por tanto, la crisis, debacle o depresión es lo que en estos momentos está en boca de la gente y de los medios, llegándonos a asustar de lo que parecía un lapso pasajero de una restructuración económica. A mi juicio, todo este cambio es debido al efecto que producen las nuevas tecnologías en el mercado y el acceso a la información tan veloz por parte de todo el mundo.

Sin el acceso tan rápido a la información, mucha gente nunca hubiera entrado en negocios financieros. La entrada en la bolsa de Nueva York o de Londres, donde antes no se podía llegar fácilmente, los facilidades on-line de estos productos financieros y la rapidez de las transferencias por la red de comunicación, aplanaban este tipo de negocios, que gracias a su disposición, la burbuja iba creciendo. Ahora bien, debido a que se puede acceder a esa información velozmente, la gente puede estar más informada de todo tipo de fluctuaciones en el mercado. Lo que ocurre es que no lo hacía por la pereza de mirar en profundidad. Creo que esto va a ser lo primero que cambie, que las transacciones y productos sean tasados y observados con mayor detenimiento, ya que el milagro de los panes y los peces solo lo hace el Estado con las pensiones. Ya veremos si es un falso profeta dentro de unos años, cuando la tasa de mortalidad siga disminuyendo.

La mortalidad sigue disminuyendo porque los viejos no se quieren morir. Con razón el sector que más ha aumentado con la crisis es el sanitario y doy fe de ello por lo que a mí concierne. Cada vez más la gente se preocupa más por ellos mismos. Primero uno mismo y después los demás. ¿Tan censurable es el cuidado de sí, lo individual antes que lo colectivo, cuando griegos, romanos, estoicos, padres primeros de la Iglesia lo pregonizaban? Por eso, el cuidado de sí mismo implicará un cambio en los horarios de trabajo, ya que el horario laboral español grava la productividad y la eficacia por su inflexibilidad. El acceso a la pronta información cambiará esta perspectiva laboral por el trabajo en casa, ya que el trabajo industrial aumentará en los países con mano de obra barata. T. Friedman se ha cansado de explicar esto y nosotros ya lo hemos expuesto aquí alguna vez, la ventajas del aplanamiento y del informing.

Por ello, donde creo que habrá un cambio completo es en la venta de tiendas en favor de la venta por internet. A mi juicio, el concepto de tienda de venta al por menor, cada vez tiene menos sentido. La generación que empieza a estudiar ahora, no verán nada más que un mundo tecnológico de acceso rápido en todos los campos. Su concepto de acceso a la red será de buscadores, es decir, que tendrán la habilidad de conseguir cada producto en el mínimo tiempo, en cualquier parte del mundo. ¿Perderán el tiempo en ir al Paseo de Gracia o a Serrano si lo mismo lo pueden conseguir incluso más barato en su propia casa? Se podrán probar el producto y si no les gusta lo devolverán tan fácil como lo han adquirido.

Esto va a suceder en todos los productos del mercado como los libros, periódicos, automóviles, casas, educación en master y universidades, productos de consumo, etc., lo cual hará perder muchos puestos de trabajo, que es lo que está ocurriendo. Además, esta época nos está enseñando que consumimos innecesariamente, que nos da una perspectiva de lo duradero de mucho de estos productos y de la calidad de las marcas blancas. Esto se traduce en que el marquismo puede desaparecer en muchos sectores del mercado, algo que los expertos en marketing imagino que estarán analizando detenidamente.

Con respecto a EXTático diré que gracias al sector sanitario podemos estar en el mercado mucho tiempo, y no porque vendamos relojes mecánicos a nuestros abuelos, que ya les da igual la hora que sea, sino por la sinergia de mi otra profesión con la de fabricante de relojes. De no ser así, ya estaríamos criando malvas mercantiles claro. Así, desde esta perspectiva, creo que nuestro futuro está en la red global no en las tiendas de cara al público. No quiere decir que esto lo desestimemos, pero nuestro escaparate será plenamente virtual. Y si no al tiempo.

Un saludo desde la Hora Española

Un encuentro con el escorzo.

Filed under: Concepto,Cuentos EXTáticos,Filosofía — Gilberto Salas marzo 17, 2009 @ 9:12 pm

Haciendo memoria sobre la primera vez que tuve conciencia de la dicotomía soldada que existe entre el escorzo, que en realidad es un pliegue del Yo recíproco, recuerdo que ocurrió en Valencia a la edad de 20 años. Caminaba cerca del Colegio Mayor de la Asunción para recoger a la que hoy es mi mujer y me fijé en un cartel publicitario, leyendo lo que estaba escrito y retomando la mirada en el cartel. Luego me di cuenta del texto y la relación con la imagen sugerente de la valla. Me detuve a pensar comprendiendo que hasta aquel momento yo no me fijaba en las palabras escritas ni de la valla ni de cualquier leyenda en ninguna parte. Si el lenguaje depende de la dimensión auditiva del escorzo junto con la imagen proyectada, que es la visual, el escorzo era una intersección auditiva-visual de superficie y acto intelectual, que me hacía escorcear, enfocar esas dos dimensiones, dentro de aquella esfera de intersecciones secundarias de las facultades intelectuales del Yo soy Yo y mis circunstancias.

Parece banal y nimio, pero eso me permitió darme cuenta de que yo no hacía nigún tipo de esfuerzo intelectual en mis primeros años de carrera. Confiaba plenamente en mi, por aquel entonces, prodigiosa memoria ahora sacudida después de algunos excesos a posteriori. Era la época de la ley del mínimo esfuerzo para conseguir el aprobado, que no la comprensión de la dimensión del escorzo. Cuando perdí esta memoria fotográfica en mi primer “pedal”, al día siguiente noté que ya no tenía memoria fotográfica, ya que confundía preposiciones. Donde había que colocar en un examen un “en“, yo escribía un “para“cambiando el sentido del texto. En realidad, el arrasamiento neuronal de aquella noche, me hizo recordar aquel primer contacto con el escorzo, ya que si me esforzaba en comprender la profundidad del texto médico, podría incluso mantener esos conocimientos conceptuales casi permanentemente. El giro hacia el escorzo abandonado la memoria, me supuso continuar hasta la fecha en una capacidad de enfoque que no tiene fin, y que siempre es acción permanente. A esto es lo que llamaba el otro día cultura.  

Con esto quiero explicar que cualquier día es bueno para comenzar a “escorcear” y no escorzar, a enfocar la función del medio entre la superficie y la profundidad. Todo recorte de la visión y de las demás dimensiones del tiempo, espacio y auditiva conllevan la capacidad de comprender la soldadura de lo profundo con lo superficial en ese órgano del Yo. Es un esfuerzo fichteano de entrar en el mundo latente a través del mundo patente, las dimesiones del escorzo, lo que Ortega llamaba el transmundo y Deleuze el campo metafísico trascendental. La diferencia a favor de Ortega es que el transmundo es parte del escorzo del Yo circunstancial que es el mío, y para Deleuze es la exterioridad que se entiende violentamente sin el sujeto, sin ser yo mismo, solamente por las facultades de ese empirismo trascental sin sujeto.

Cada día que pasa ejerciendo el escorzo, se va comprendiendo más y más la relación simpatica de los mundos latentes y patentes, solo que hay que detener un poco ese recorte para comprender la relación, que además es dinámica. Por eso gran descubrimiento para mí el concepto de escorzo, ya que no encontraba algo así tan puro para mi yo propio y perosnal del tiempo, el tiempo EXTático.

Un saludo desde la Hora Española

Presentación del blog de noticias deportivas

Filed under: Etcétera — Gilberto Salas @ 9:17 am

Desde junio del año pasado, mi sobrino y yo compartimos un blog sobre noticias deportivas especializadas. Ese blog pretende ofrecer desde nuestra perspectiva, la de un estudiante de periodismo y de un diletante que soy yo, noticias más analizadas sobre el deporte en general y más concretamente el fútbol. 

De momento ya tenemos casi 15 entradas, con lo cual el blog se va tornando más consistente. Quizá el problema es que me doy cuenta que en la pasión por un equipo, los post no parecen tan especializados. Reconozco que mi sentimiento atlético convierte a algunos posts como si fuera un periodista de algún periódico de Madrid o Barcelona.  Eso es lo que queremos evitar. Así que para hablar del atleti que lo haga mi sobrino que lo analizará mejor. Os paso el enlace

 Blog de noticias deportivas especializadas 

Next Page >>>