EXTático

Perfiles de engranajes y sus normas

Filed under: Movimiento — Gilberto Salas junio 30, 2008 @ 9:23 am


La importancia de los engranajes para relojería y sobre todo su construcción se basa en la elección de los perfiles que actúan como si fueran levas. Entre los siglo XV y XVII se desarrollan las primeras teorías matemáticas en relación a los perfiles por Desargues en los perfiles cicloides y La Hire por los evolventes. Así los perfiles de los engranajes se diseñan para mantener la relación de velocidades angulares entre ellos.

Hay numerosas formas de perfiles que transmiten la fuerza de rodadura, el torque del muelle del barrilete a través de los engranajes. Pero el contacto de los perfiles produce una fricción en la cara y en el flanco de los perfiles de piñones y ruedas, que es preciso mitigar al máximo. Para ello es preciso que en la construcción de los engranajes se base en la ley de que en una relación de trasmisión de los perfiles esta se mantendrá constante siempre que el contacto entre ellos pase por un punto fijo justo en la línea de centros. Es la línea de engranaje. Cualquier variación supondrá mayor fricción que impediría girar o resbalaría el enganche de los dientes. Las curvas descritas por esta relación de contacto de perfiles pueden ser epicicloides, cuando se refieren a la cara del perfil o hipocicloides cuando pertenecen al flanco.

Para calcular estos perfiles con la exactitud de generar una perfecta línea de trasmisión hay unas fórmulas especiales que intervienen varios parámetros como por ejemplo el diámetro, el módulo, el pitch, número de dientes, radios de las ojivas, espesor de los dientes, etc. Hay que explicar que cada relojero puede confeccionar su perfil, pero existen unos patrones estándar que favorecen la construcción de engranajes en relojería. Por ejemplo la norma NIHS de la industria relojera suiza, los estándares de ETA, la norma SPVR de varias compañías, la EVJ del Vallée de Joux Technical College, NHS, CETEHOR o norma francesa. Esto es muy importante ya que si se va a diseñar un movimiento y se quiere utilizar bastantes componentes de catálogo, hay que pensar en unificar los perfiles, ya que no es lo mismo una norma ETA que utiliza perfiles para curvas evolventes, que la norma NIHS con perfiles cicloides.

Una de las grandes ventajas que tiene el TellWacth es que incorpora estos perfiles en su programa. Cuando se empieza a diseñar un engranajes con la herramienta cremallera, se eligen los perfiles que se quiere trabajar, junto con el material, el número de dientes, que ya hemos calculado en la plantilla del Excel. Cuando pinchamos en cremallera con todos estos datos nos aparece la rueda o el piñón ya calculados en base a las fórmulas que emplean cada uno de los fabricantes según las normas que utilizan. Una vez realizadas en 3D, se ponen en contacto arrastrándolas con el ratón y automáticamente el programa encuentra la línea de trasmisión. En la cinemática posterior se observa si es correcto cuando no existe rozamientos y los engranajes giran sin engancharse.

Otra herramienta interesante es que el TellWatch tiene muchos de estos componentes por catálogo, así como la posibilidad de ir añadiendo actualizaciones, además de los diseños propios. Espero que esto haya sido interesante para vosotros.

Un saludo EXTático

Historia de los engranajes y sus curvas

Filed under: Concepto,Ingeniería y Diseño,Movimiento — Gilberto Salas junio 29, 2008 @ 1:32 pm


La historia de los engranajes es parte de la memoria técnica del hombre, ya que cuando vemos una rueda de escape moverse estamos viendo el tiempo de la concepción de este artilugio. El tiempo se contrae y el pasado se hace presente solo recordando. Por eso, es importante saber el desarrollo histórico-científico de los engranajes y sobre todo del desarrollo de sus curvas. Lo asombroso es ver como la técnica es ese descubrir o desocultar la verdad en el conocimiento. Una idea de dos cilindros que dan vueltas y su aplicación práctica, que además es muy bello verlos moverse.

El primer tratado sobre engranajes que se conoce es el de “Problemas de mecánica” en la escuela de Aristóteles, donde se describe un mecanismo de engranaje con ruedas entrelazadas de madera. Las ruedas eran dentadas, que proporcionaban una fricción de rodadura, que es el fundamento de la rotación en contacto de dos superficies circulares, cuyo objetivo era transmitir movimiento. Ocurría por el año 300 a.c. A Arquímedes se le atribuye la primera construcción de engranajes con el mecanismo de tornillo sin fin, que posteriormente dio lugar a que los engranajes se construyeran no solo en madera sino en hierro o bronce. El mecanismo más antiguo que se conoce y que todavía perdura es el de Anticitera, que constaba de más de 30 piezas de engranajes, con una disposicón bastante compleja, que se utilizaba para calcular la posición solar y lunar.

Ahora bien, si los engranajes se usaban para varias cosas, no fue hasta el renacimiento donde se empezó a usar la tecnología de los engranajes por Richard de Wallingford en su máquina de calcular una fase lunar. Asimismo el reloj de la Catedral de Estrasburgo es un ejemplo, como dice Landes en Revolution in time.

A mi juicio lo más interesante es cómo esta tecnología, que es experimental, pasa a ser más científica cuando se aplican las matemáticas al estudio de las curvas que desarrollan los engranajes, ocupándose de ello la mayoría filósofos, como Nicolás de Cusa, Descartes, Durero, Leibniz, y matemáticos como Huygens o La Hire. Las curvas que describen los engranajes en su movimiento con respecto a los relojes son, las cicloides, epicicloides, hipocicloides y la curva evolvente o involuta de un círculo. Los primeros trabajos matemáticos sobre engranajes pertenecen al suizo-italiano G Cardamo en 1557.

La curva cicloidal fue estudiada por Nicolás de Cusa, filósofo que me parece muy interesante por sus ideas sobre la coincidencia de los opuestos, muy en la línea de lo que estoy desarrollando en el blog del surfista. La curva cicloidal se produce un punto que pertenece a una rueda de engranaje sobre una superficie fija, Un ejemplo es la cremallera. Esta es una herramienta básica en el Tellwatch, ya que con una cremallera fija, se puede calcular a través del número de dientes que pretendemos, los perfiles para desarrollar estas curvas, todos los parámetros de circunferencia, diámetro, módulo o pitch como llaman los ingleses, espesor, distancia entre dientes, etc., para confeccionar una rueda de engranaje, que junto con la consiguiente, va a dar como resultado las curvas respectivas.

La curva epicicliodal fue descubierta por Alberto Durero y descrita por el danés O. Roemer 1674 cuando presentó un tratado sobre los dientes de los engranajes para disminuir en lo posible la fricción y diferentes estudios sobre la velocidad angular. La curva se produce en un punto de una rueda que gira sobre una superfice curva fija sin deslizamiento. En relojería son las caras de los dientes de los engranajes los que producen este tipo de curva.

La curva hipocicloidal es la que produce un punto de una circunferencia que gira por el interior de una circunferencia sin deslizarse. El ejemplo que se usa es la curva que describe para los flancos del diente de una rueda de engranaje. Por lo visto es una modificación de la epicicloide en cuanto pertenece a una circunferencia fija.

La curva  involuta del círculo estudiada por Huygens en 1693, fue recomendada por La Hire en 1694 para el uso de engranajes pero no fue hasta L. Euler en 1754, cuando la curva evolvente se empezó a utilizar. Es una curva producida por un punto sobre una línea recta que no rueda sin deslizarse desde una circunferencia. El ejemplo es que es el perfil de engranajes que usa ETA para confeccionar sus ruedas de engranajes.

Hasta aquí una breve historia de cómo la técnica es un conocer la verdad descubierta de lo que hay, ahora convertida en belleza técnica de lo vendible. Con estos conceptos vamos a desarrollar un poco más cómo se aplican estos perfiles y curvas en la relojería.

Un saludo EXTático.

El tecnohombre. Fundamento de lo tecnológico

Filed under: Filosofía,Tecnologías del estar-bien — Gilberto Salas junio 27, 2008 @ 9:24 am


Decía Heidegger en su pregunta por la técnica en referencia al pensamiento griego que esta respondía de tres modos.En primer lugar a la producción a diferencia de la fabricación como la entendemos ahora, que es una fabricación huera y vacía. La producción en el pensamiento griego, poiesis, según Heidegger respondía a un desvelamiento de la verdad, a algo que estaba oculto y aparecía en la naturaleza. Por ello, la técnica también estaba ligada al conocimiento, como una manera de entender lo que aparecía o la naturaleza.

A mi entender la naturaleza del hombre está muy ligada al concepto de actividad, que es la reflexión sinérgica del movimiento y la acción. El compromiso de la reflexión es una imaginación pensada, cuya fundamento es la memoria como base de datos y la acción a través del entender las cosas. El resultado es que estamos en el umbral de un tipo de hombre, el tecnohombre, que vive de las imágenes y de la información, que constantemente recibe, modula, transcribe y valora todo tipo de conocimiento a través de los datos que recibe. Por ello, la técnica como producción y a la vez conocimiento como información es parte de la naturaleza del nuevo hombre. Para Foucault sería el ultra hombre de Nietzsche, pero más sencillo es explicar que es el tecnohombre como el sujeto que ha asimilado su particular naturaleza de modulador de la información y que es técnica, producción y conocimiento. Por ello, si la mayoría de los filósofos han criticado la técnica desde el aspecto instrumental, como los de la Escuela de Frankfort, incluido el mismo Habermas, ya que la misma acción técnica es una acción comunicativa, y a la postre una acción epistemológica entonces hablaríamos en el mismo sentido que propone Heidegger para la técnica como conocimiento. La integración de la técnica en el desarrollo de la llamada naturaleza humana ha cambiado todo tipo de relación, acción, producción, comunicación en base a su misma esencia, aceptando que el hombre mismo es información como conocimiento, que se plasma en todas sus acciones.

Tanto Ortega como Heidegger pensaban que había que medir con serenidad la dependencia tecnológica para crear un nuevo territorio. En realidad, el tecnohombre asimila desde el principio que su razón de ser es técnica, como producción y actividad, y a la vez conocimiento como información. Hoy en día la naturaleza del sujeto es estar informados para la acción. Tener el número de teléfono del amigo es un conocimiento para la acción comunicativa, siendo una acción técnica. ¿Qué diría de esto Habermas? Pero los ejemplos son numerosos ya que no se puede actuar sin conocer. Por ello una de las técnicas del Se es comprender que la naturaleza del hombre ha cambiado y ya no consiste en ser meramente racional, sino en ser conscientes de la reflexividad o reflexión que supone la acción con el tiempo desde lo interior y lo exterior. Ello implica que la técnica es parte de esa reflexión, ya que la necesitamos para desarrollarla, estar-bien, conocer el horizonte reflexivo, que en realidad es el tecnohombre y las tecnologías que lo desarrollan como las del estar-bien.

Solo falta un tercer elemento, lo bello incorporado al tecnohombre. Si puedo hablaré de ello este fin de semana, pero la respuesta está en el mercado.

Un saludo EXTático.

Preparar-se. Tecnologías

Filed under: Tecnologías del estar-bien — Gilberto Salas junio 25, 2008 @ 10:50 am


Preparando-Se en el Santo Mauro

Hace unos años estábamos paseando Alejandra y yo por la playa, hablando de su carrera de derecho y me di cuenta de la importancia del preparar-Se. El mismo verbo explica su significado. Viene del latín “preparare” que en esencia es disponer, evolucionado en el castellano antiguo como parar o detener. En el preparar se implica la detención del tiempo y si viene acompañado de la reflexividad del Se, entonces es la capacidad que tiene el Se de detener una acción en el tiempo, que dispone de él para reflexionar. Es el poseer el tiempo, tenerlo. Ya no vale la excusa de que no se tiene tiempo para hacer aquello o lo otro, lo cual sugiere la existencia inauténtica de Heidegger, sino que se lo posee en su carácter de detención. Junto con el Estar-Atento que hablábamos ayer, la preparación permite ser dueños de nuestro propio tiempo.

A su vez, el preparar-Se incorpora el disponer y esto según Heidegger es un principio por el cual Se dispone una acción, una cosa o algo para ser realizada. Es decir, esta disposición supone una ruptura con los límites que surgen para algo. Si se está “dispuesto” a realizar una acción es que se está “preparado” y por lo tanto se rompen los impedimentos para ello. 

 Con el problema de la velocidad por estandarte del tiempo, la gente no se prepara ni se dispone a ninguna acción. Sencillamente las acciones las realizan tal y como vienen. Por ello todo tipo de acción necesita una preparación y una disposición, incluso las futuras que para ello está la intución (acordaros del Futuro Intuido).

Varios ejemplos. Cuando preparamos el diseño de un reloj lo hacemos en base al nombre y a la serie que vamos a desarrollar. Antes de diseñar en papel, ya hemos esbozado un plan para disponer y desarrollar en lo posible ese modelo. Hemos recabado mucha información para prepararnos y luego nos disponemos a la acción. Otro ejemplo. Cuando empiezo la semana, ya he dispuesto los días que voy a correr, cómo lo voy a hacer cuántos días voy a dedicar a las pesas y el programa que voy a realizar. Incluso me planteo disposiciones mensuales, anuales o trienales, e incluso más allá. Es una manera de tener el tiempo, de poseerlo, ya que teniendo el futuro, la predisposición, y aprendiendo del pasado, la memoria, realizaré la acción, el presente, desde la mejor manera posible.

Y me diréis, esta manera de pensar ¿no es excesivamente rígida? Yo creo que no, ya que la velocidad de la intuición siempre nos permite un gran margen de maniobra. No desechamos la velocidad, pero sí la fuerza inercial que ella misma implica en la acción. Por ello, el preparar-Se es una buena técnica para saltar la limitación de ese momento inercial de la aceleración que supone la vida diaria, ese no-tener tiempo del que todo el mundo se queja y que da origen a lo que Heidegger explicaba como la existencia inauténtica.

Mañana os hablaré de nuestra dependencia tecnológica. Un saludo amigos EXTáticos.

Técnicas del Se. El estar atento

Filed under: Tecnologías del estar-bien — Gilberto Salas junio 24, 2008 @ 9:13 am


Decía Marco Aurelio que una de las tareas mas importantes en el cuidado de sí es el estar atento a todas las percepciones y faenas que se realizan. El Se como un constructo de la imaginación tiene la facultad de focalizar la acción y por tanto de atender a las sensaciones. El problema es que con el exceso de velocidad hay que hacer un elogio a la lentitud para poder detener la percepción o el pensamiento para conocer lo que se está haciendo. Por ejemplo, en la percepción de las sensaciones gastronómicas yo soy de las personas que estoy pensando en el postre cuando leo la carta del menú o cuando estoy en el gimnasio pienso en la última repetición de la serie cuando no he empezado ninguna. Eso es vivir el futuro y en el futuro, sin estar atento al presente. Es como vivir en la nada del tiempo, como el que vive del recuerdo sin comprender que el tiempo son los tres extásis, pasado, presente y futuro.

Hay una buena novela, El descubrimiento de la lentitud de S. Nadolny,  que narra la historia de John Franklin, un navegante inglés del S. XIX, que era un poco lento en el conocimiento y en la ejecución de sus acciones. Cuando la leí mi conclusión fue que a veces las acciones lentas y meditadas pueden dar un resultado más satisfactorio que las ejecutadas con las prisas. Pero como siempre no se puede enarbolar el estandarte de la lentitud como hacen los de Slow Food, ya que en realidad el Se que creamos marcha en la línea del horizonte reflexivo, que enfoca el momento adecuado para la acción de acuerdo a sus técnicas o tecnologías propias.

  Deleuze en ¿Qué es filosofía? divide el Pensamiento-cerebro o lo que él llama superjeto en tres planos. El primero es el pensamiento o la filosofía, cuya mayor propiedad es la velocidad. El segundo plano es la referencia o la ciencia que pertenece a la lentitud. El tercer plano el arte aparece como sensaciones materiales que tienen vida propia. Creo que el arte es la bisagra para entender la velocidad del pensamiento y la lentitud de la ciencia en cuanto es investigación y desarrollo metodológico. Con las sensaciones materiales aplicadas a nosotros mismos nos detenemos en ellas, pensamos las figuras y nos acostumbramos a no precipitarnos en la toma de decisiones, cuando tienen que ser necesarias para ello.

Por ejemplo, la mayoría de los médicos usamos la velocidad, el pensamiento rápido para la toma de decisiones. Por ello muchas veces no se está atento a las sensaciones y se toman caminos desacertados por falta de lentitud en el pensamiento, que nos beneficiará de una metodología con mayor rigor científico. Y esto ocurre en casi todas las profesiones donde la velocidad se vuelve rutina y no se usa la detención para un enlentecimiento de acuerdo con las sensaciones del estar atento, que beneficiará la decisión final.

Mi conclusión es que hay que estar atento a nuestras sensaciones, a lo exterior para comprender lo interior. El estar atento es reflexivo, ya que nos permite la interacción entre lo de afuera y lo de adentro, ser conscientes del horizonte del Se. Para ello hay que saber cuándo hay que enlentecer la velocidad, parar-se, detener-se. Como siempre la reflexividad del Se en el estar atento es una disyunción sintética, “velocidad y lentitud”, aunque sinónimo de acción y memoria o velocidad y detención.

Ya os he descrito otra técnica del Se. Un saludo EXTático.

Cumplimos un año

Filed under: Etcétera — Gilberto Salas junio 23, 2008 @ 8:16 am

Hoy es el aniversario oficial del blog, que fue la fecha elegida para salir oficialmente a la red. El resultado ha sido sorprendente a todos los niveles. Han subido las entradas hasta más de 400 visitas al día. Como desarrollo conceptual ha sido muy provechoso para nosotros, así como la interacción entre todos.

Entonces, el blog continúa muy vivo y vamos a seguir desarrollando nuestra idea por mucho tiempo, además de que sirve para nuestra propia evolución personal, como una técnica del estar-bien.

Un saludo a todos amigos EXTáticos

Técnicas del estar-bien. La escritura tecnológica

Filed under: Nuevas tecnologías,Tecnologías del estar-bien — Gilberto Salas junio 22, 2008 @ 9:53 am


El escribir era una de las técnicas más empleadas en el cuidado de sí mismo. Las Cartas de Séneca e incluso las Meditaciones de Marco Aurelio son una buena prueba de ello. La misión era tomar notas sobre sí mismo que, posteriormente, pudieran ser revisadas para recordar aquellos valores o verdades de los cuales ayer hablábamos sobre la reflexividad. Si hasta Platón la cultura que predominaba era la trasmisión oral, a partir de los Diálogos prevaleció la escritura, alcanzando su máximo auge en la filosofía helenística. Ese cuidado o introspección del sí se vinculaba a una transcripción de las experiencias internas, que ya estaban muy enraizadas cuando San Agustín escribió sus Confesiones.

De todas formas, estos esbozos histórico-técnicos pertenecen más bien a la tradición filosófica, ya que la sociedad en general no tenía acceso a la cultura y seguían perteneciendo a la sociedad cósmica de la trasmisión oral o a la sociedad natural. Si algo nos diferenciamos ahora es de la capacidad que tiene todo el mundo de adquirir cualquier información y de los medios técnicos para ello.

El asunto es que hasta ahora, si existía la posibilidad de escribir, no se había creado un hábito interno o no se había descubierto la importancia de la escritura tecnológica para el uso de las técnicas del Se para el estar-bien. La llegada de los blog permiten que cualquier individuo desarrolle una escritura sobre su historia, sus preocupaciones, las notas sobre sí mismo, que podrá revisar con posterioridad y ver su evolución. Incluso podrá editar si ya no está de acuerdo con lo escrito anteriormente, borrarlo o reescribirlo si quiere. Aunque no estoy de acuerdo con esto, sí que lo realizo a veces para corregir errores ortográficos y sintácticos, que por las prisas de antaño, dejé de revisar algunos textos.

Creo que los blog son un gran ejercicio de reflexividad y meditación, a la vez que relación con la exterioridad, ya que en el mismo momento de la escritura, ya se está en el afuera, interrelacionando simpáticamente. En mi caso llevo tres blog que me permiten tomar notas sobre el proyecto reflexivo de mis tres frentes abiertos.

Por otra parte no hay que olvidar los foros y el boletín. En los foros la interacción es más dinámica, lo cual permite agilizar las ideas y el contacto con el afuera. El boletín es una experiencia de comunicación muy interesante en cuanto que se puede plasmar los intereses concretos y participar en mayor medida de una manera conjunta. Así creo que las nuevas tecnologías favorecen las nuevas técnicas del Se para el estar-bien. Por ello creo que todos los que estamos en la red deberíamos tener nuestro blog, aunque sea para tomar notas sobre nosotros mismos.

Un saludo a todos amigos EXTáticos

Tecnologías del Se. La reflexividad

Filed under: Tecnologías del estar-bien — Gilberto Salas junio 21, 2008 @ 1:31 pm


Empiezo varios post sobre las tecnologías del Se como reflexión entre lo interior y exterior, que en realidad son maneras y técnicas para mejorar nuestro estar-bien, nuestro proyecto de vida EXTática.

La reflexividad se puede comparar con un examen de conciencia, una meditación, un retiro en sí mismo, que nos proporciona la memoria, ya que con la velocidad de la vida, se cae en la rutina memorizada y no se recuerdan las cosas, ni por qué se hacen ni para que sirven. En lugar de retirarnos en nosotros mismos, nos retiramos “de nosotros” mismos, huimos de nuestros propios pensamientos. El individuo olvida lo que se tenía que hacer, que cumplir, los actos que deberíamos realizar correctamente, los errores que hemos cometido y cómo los podemos solucionar.

Si en principio nos creemos la primera consigna del estar-sujeto que es “yo no puedo cambiar”, entonces solo vamos a funcionar a partir de esta axioma, de este “valor”, cometiendo el mismo error todas las veces, porque no admitimos el cambio. Por otra parte, la reflexividad conduce a pensar lo de dentro y lo de fuera en relación, los proyectos a realizar y los realizados con respecto al tiempo. Nada mejor que unos ejemplos para comprenderla.

Ayer veníamos de Madrid y marchábamos prácticamente en caravana hasta Alcoy. La cantidad de gente que huía de la capital era incomprensible para mí. Son capaces de conducir tantos kilómetros por creer que se retiran para descansar, cuando en realidad están huyendo de ellos y de sus pensamientos . Si yo viviera en Madrid, sería el momento de estar conmigo mismo, comprendiendo mejor mis fallos, mis errores, mis verdades y la manera de enfrentarlos adecuadamente. Decía Séneca que el examen de conciencia de sí mismo era uno de los mayores bienes que podía adquirir el individuo.

Otro ejemplo y este más bien personal. Mis momentos de reflexividad los encuentro en muchos lugares. Uno especial es cuando estoy corriendo. Parece que mi cuerpo se libera y consigo vislumbrar mis modos de acción, mis proyectos a corto plazo e incluso las ideas para desarrollar en EXTático. Por la mañana cuando me levanto, es un buen momento para plantear mis acciones e incluso esas tardes de sábado y domingo cuando encaro los textos filosóficos. 

Otro apartado de la reflexividad es marcarse objetivos a corto, medio y largo plazo, reflexionando lo que se ha conseguido, lo que se realiza y el objetivo a alcanzar. Para ello se necesita una reflexión con la interioridad y con lo exterior. En mi caso, tengo tres frentes abiertos y mi relación con lo inmediato-exterior a mí es la familia. La meditación consiste en saber si estoy evolucionando bien en cada uno de esos frente, filosofía, ortodoncia, Extático, con respecto a mi entorno familiar y social, y que no está afectando de alguna manera negativa, lo cual sería un error dentro de ese proyecto de vida. La reflexividad me ayuda a subsanarlo.

Si queréis profundizar un poco más os aconsejo las Meditaciones de Marco Aurelio de Gredos, el libro IV, y de Séneca, De la cólera. Mañana seguiré con la reflexión por la escritura.

Saludos amigos EXTátic@s

El escape y las alternancias

Filed under: Movimiento — Gilberto Salas junio 19, 2008 @ 8:24 am


Foto extraída del foro de inforeloj

Después de lo que dijimos sobre el tren de engranaje, explicaré un poco lo que significa el escape y las alternancias. Aunque dijimos que el tren de engranaje tenía cuatro ruedas, una de ellas la rueda de escape es la que comunica toda la fuerza del muelle del barrilete y convierte esa fuerza o torque, que habíamos medido con la consiguiente fórmula que describimos. Asimismo, el tren de engranaje tiene su fórmula para medir los ratios del número de dientes con su factor de conversión para determinar el número de vueltas, el tren de reducción de los engranajes o la relación de dientes con los piñones y engranajes de una rueda de centro con un barrilete, cuya duración es de ocho días. La mayoría de estas fórmulas están en una relación de proporción directa o indirecta según su aplicación. La misión es medir y relacionar la fuerza del barrilete, el número de dientes en engranajes y piñones, para elaborar y coincidir con las alternancias de cada movimiento, que en realidad es la disipación de la fuerza del muelle del barrilete.

Las alternancias son el recorrido que tiene un volante desde un punto a otro  y su movimiento inverso. A este volante ese movimiento se lo trasmite el áncora, que le llega dado directamente del barrilete a través del tren de engranajes con los consiguientes parámetros de conversión, que derivan de esas fórmulas de proporción a las que nos hemos referido.

En la etapa actual, creo que la mayoría de los relojeros no dominan estas fórmulas de conversión, que a mi juicio son muy importantes para realizar un calibre. Creo que para ello se necesitan algunas nociones de física, aunque de micromecánica ya van servidos. El problema está, y esto ocurre tanto en España como en Suiza, que la base de la formación profesional no incide tanto en la ingeniería, sino más bien es de práctica técnica como ocurre con los relojeros. Por ello, nos es bastante fácil comprender la física del movimiento bajo nuestros conocimientos de ingeniería e informática, además de la ventaja de utilizar un programa como el Tellwatch. Otra cosa diferente es crear complicaciones propias, para lo cual se necesita bastante experiencia y conocimientos, a pesar de que el Tellwatch ya lleva incoporada complicaciones de serie, como el Fly-back, el crono, o un retrógrado por ejemplo, así como últimamente un torbellino. Pero con la ayuda de nuestros asesores suizos y asiáticos conseguiremos nuestro propio movimientos.

Os paso un enlace muy interesante que a mi me ha servido para comprender a nivel conceptual cómo trabaja todo lo que hemos hablado sobre el escape del movimiento de una manera clara.

Saludos amigos EXTátic@s

Triptófano y serotonina

Filed under: Tecnologías del estar-bien — Gilberto Salas junio 18, 2008 @ 8:55 am


Hace unos meses me dio por tomar un precusor de la serotonina, el tritófano, con la idea de sustituir el chocolate, otro precursor de este neurotrasmisor. Pero el problema estaba en que me tomaba una pastilla entera de chocolate negro, y por mucho que corría y entrenaba la balanza subía. Así con el triptófano conseguía el mismo efecto, sin subir de peso. Ahora me he dejado el trptófano y moderación con el chocolate.

No cabe duda que las oscilaciones del humor están en consonancia con los desequilibrios con la serotonina. Después de tantos años me he dado cuenta que los excitantes como el café, los picante e incluso el chocolate, tomados mas de la cuenta agotan los depósitos de serotonina y es más dificultoso recuperarlos. Es un problema de la edad. Antes, después de una juerga, un entrenamiento duro, un enfado era muy fácil recuperarse, ahora hay que vigilar estos excesos para evitar padecer cambios de humor. Incluso el trasnochar más de la cuenta lleva a agotar los depósitos de serotonina y a levantarse casi con los mismo síntomas de una noche de excesos.

La verdad que hoy en día, todas las depresiones se están tratando en base a la recaptación de la serotonina con los diferentes fármacos que existen para ello. Pero el problema está en que ningún psiquiatra empieza a hacer una dieta que equilibre esta recaptación, como la supresión del café, alcohol, picantes, chocolate en exceso, hidratos de carbono en exceso. Es decir, no solo hay que recuperar la serotonina, sino hay que nivelar la serotoninemia o su valor en sangre, a través del equilibrio. Asimismo el equilibrio afectivo, el control de los desajustes afectivos por medio de la meditación de las formas de comportamiento, evitará el fenómeno del feed-back o la disminución de los depósitos de serotonina, que a nuestra edad cuestan tanto de recuperar.

Bueno, hacía tiempo que no hablaba un poco de tecnologías del estar-bien, y tenía que explicar algo de esto. Un saludo amigos EXTáticos.

Next Page >>>