EXTático

Sobre la belleza y el gusto

Filed under: Filosofía — Gilberto Salas abril 30, 2008 @ 8:22 pm


Los conceptos filosóficos son devenires o desarrollos históricos de su significado propio sin referirse a un algo en concreto. Por tanto la belleza evoluciona desde los griegos hasta ahora en un plano de diferencia con el objeto sensible propiamente dicho, ya que para ellos la belleza no se relacionaba directamente con la percepción de los sensible estético. Por ejemplo para Platón la belleza estaba vinculada directamente a la jerarquía que proporcionaba su teoría de las ideas. Las ideas eran las formas y estas eran las únicas realidades. Por la belleza se llegaba al Bien y a la sabiduría, se recordaban las formas que ya conocía el alma platónica, cuya máxima idea era la idea del Bien. Este conocimiento del Bien donaba mucha sabiduría y por lo tanto había que alcanzarla cuanto antes para ser filósofo o para obtener esa belleza interior, que acercaba al conocimiento de las formas y a la Idea de Bien. Pero para Platón la belleza era la única forma en el mundo sensible que se podía lograr con un sentido, el de la vista. Por tanto, toda la belleza de las formas sensibles, que fueran agradables y donaran placer, así como el amor, el conocimiento, las ideas de lo noble y la contemplación de las esencias ideales por la iluminación que proporcionaba el Bien eran motivo de belleza.

Aristóteles definió lo bello de una manera más concreta, pero mucho mas profunda en cuanto la vinculaba dentro de una complejidad conceptual. En principio, para Aristóteles la belleza, to kalon, se definía por el orden, la simetría y la delimitación. Ahora bien, Heidegger explica que lo bello para el griego supone una referencia al ente como lo que se junta, es decir, aquello que se ordena a través del pensamiento percibido y se puede juntar. Cuando un griego percibía un algo su mente comprendía, ya no un objeto estético, sino una estructura que en cada momento se formaba a través de un movimiento sensible, lo cual se percibía e intuía como un algo al que se le daba un legein, un pensamiento definido, un juntor. La belleza, entonces para Aristóteles consistía en que lo que se intuía, pensaba y encontraba con un orden simétrico y limitado. Ahora bien, lo limitado en Aristóteles muchas veces implica una acción que tiende a su final y se conoce, y el orden conlleva una relación entonces cerrada. Por eso con respecto al tiempo Aristóteles no pensaba en la sucesión sino en el círculo, ya que en la imagen simétrica del cronos, el futuro se hallaba antes del pasado y este se hacía pasado en el presente. No se dejaba el pasado como un “antes” sino que continuamente se convertía en un “después” del “antes” en el “ya”. Por eso la imagen delimitada del orden simétrico es un círculo.

Pero en el siglo XVIII se introduce el concepto de Estética para definir lo bello, en relación al objeto de la percepción sensible perfecta que se acompaña por el placer. Kant definió lo bello desde varios puntos de vista que son interesantes de señalar. Para Kant lo bello era un juicio de gusto universal, es decir, lo que gusta a todos y el gusto significaba para Kant una facultad de juzgar una representación u objeto mediante una satisfacción o un descontento sin interés alguno. Asimismo para Kant la belleza como forma no debía de contener en sí misma ninguna finalidad para que el objeto se considerara bello, pero tenía que ofrecer una satisfacción al ser percibido.

Actualmente la belleza o lo bello ha abandonado su cualidad universal para adquirir una realidad subjetiva, es decir, se considera bello lo que gusta a cada uno individualmente, obviando la noción común de lo estético, para enfatizar la diferencia y quizá lo único. Prevalece lo subjetivo al margen de lo objetivo, con lo cual la definición de Kant como juicio universal del gusto por lo bello no se sostiene. Pero ¿Y el interés? ¿Y la finalidad? ¿Y la satisfacción?¿Se podría redefinir la belleza con la forma de pensar en la actualidad?

La realidad es que hoy en día el arte y lo bello desde el punto de vista de la percepción de lo agradable se encuentra en todas partes o por lo menos se intenta que abarque todos los sectores de expresión, ya no solo objetuales, sino de todos los sentidos como la percepción de lo conceptual. De esto hablaré otro día, pero esa explosión de lo artístico que penetra a todos los niveles contempla un nuevo significado de lo bello, ya que si antes a lo bello artístico solo podían acceder ciertos sectores de la sociedad, en la actualidad lo bello sensible puede ser contemplado por todo el mundo, y lo que es más importante, se puede adquirir a través del mercado. Mercado no solo de las llamadas obras artísticas, sino en una nueva referencia de lo bello, de todo objeto de diseño industrial que sea agradable y produzca una satisfacción, incluso conceptual. Al introducir la satisfacción en el objeto artístico de diseño industrial, por ejemplo un coche o un reloj, se transforma la cualidad de lo bello sin interés en lo bello satisfactorio por interés. Aquí se introduce un nuevo universal que se conjunta con el mercado. Bello es lo que se vende y lo no-bello es lo que no se vende. Lo bello como lo que se vende engloba todo lo que es subjetivo individual como satisfactorio que se desea y se compra, ya que si se obtiene unas ventas que proporcionan viabilidad a un proyecto formal, es decir, que un objeto sensible guste por sus formas con suficiencia para que sea rentable, por pequeño que sea el grupo de lo subjetivo, entonces es considerado bello. Por otra parte, el énfasis de lo visual de nuestra época junto con el interés nos retrotrae a la interpretación de lo bello por Platón y Aristóteles para replantear el concepto, donde el primero comprendía el sentido de la vista para adquirir la sabiduría y el Bien, mientras que para Aristóteles era el orden simétrico de la limitación, que podía ser una acción con una finalidad para que concibiéramos lo bello. Es decir, no solo un objeto sensible y perfecto como nos explicaría la estética, sino una sabiduría de formas para la acción, donde la facultad de producción se encontraría en la imaginación. La belleza entonces se podría definir como la facultad que produce las formas a partir de la imaginación, para encontrar y desarrollar el máximo interés en el individuo. Una función universal para maximizar la ganancia de la individualidad. Esto significa que, si la imaginación es la base para la innovación y el desarrollo del mercado, como ya dijimos en alguna ocasión, la belleza es la facultad que conduce a la imaginación para conseguir que su máxima expresión, es decir, que lo bello sea lo máximo vendible.

 Para ello hay que tener gusto y ese gusto depende de lo que se pueda vender y se pueda desear para realizar la transacción, que es la base del mercado. Asimismo, considero que lo conceptual puede llegar a ser objeto de deseo, pero mucho después de que lo visual haya adquirido un peso suficiente para considerar la idea como belleza vendible. 

Anécdotas de nuestra visita a Barcelona

Filed under: Logística — Gilberto Salas abril 29, 2008 @ 4:03 pm


Esto es un compendio de las numerosas anécdotas que nos sucedieron en Barcelona y que mejor recuerdo.

Goldoff llegó antes de la hora que habíamos quedado. Desde que tenemos el “copyright” de la Hora Española, todo el mundo llega antes de hora y no creo que sea porque nos tengan que pagar los royalties del “llegar tarde”

La primera noche cenamos en Tramonti1980, un restaurante de comida italiana donde íbamos mucho hace 20 años. No volvíamos desde ese tiempo y nos sorprendió verlo igual. Eso sí, mucho mas barato.

Oscar el director del Sansi llevaba un Lange-Söhne dopel de oro y brillantes. La verdad no pegaba mucho para trabajar por la mañana. Por cierto que parece que le molestó que no supiéramos que era el dueño, ya que hasta que no le pedí que nos enseñara el reloj ni me imaginaba quien era. Ya lo sé para la próxima vez.

En Rabat tuve que improvisar mi teoría conceptual de EXTático, ya que ese rollo filosófico como que no. A la pregunta de si por qué no decoramos el mecanismo, yo afirmé que lo estábamos realizando con motivos tribales celtibéricos, lo que es completamente cierto. Cuando me decían que la caja del IO pesaba mucho, y ya lo sabéis lo que lo habéis tenido en la mano, afirmé que era debido a que debajo del agua el reloj normal tiene menos peso y el submarinista no lo nota y este sí. También expliqué que el diseño había surgido de un botella de submarinismo cuando en realidad empezamos con un cilindro de coche, pero bien mirado me gusta mas la versión para Rabat porque se parece mucho al culo de la bombona de oxígeno y en el rediseñado que hemos realizado de la caja hemos aplicado esa idea.

De Pamies nada que reseñar salvo la historia de Frank Vila que ya os la contaré detenidamente, porque este emprendedor es digno de admirar y quitarse el sombrero. Puede que sea de las pocas personas que tengo interés en conocer.

En la reunión matinal que tuvimos con 6to6 experience, la única que felicito a Jordi fue Susa, ya que era su santo, que como sabéis es patrono de Cataluña y de Alcoy. Y es que Susa es muy alcoyana y eso de felicitar a los Jordis es imprescindible en su día.

Con Juan Antonio de MDT cuando lo escuchábamos Susa se quedó dormida un momento y yo casi otro tanto. Y es que tiene una voz tan relajante que parecía que nos estaba cantando una nana. Eso sí a Susa ni se le notó porque cuando pone el “holograma” de repetición sabe  reírse hasta en sueños.

En el paseo por el barrio gótico vimos la escuela de cocina de Mey Hoffman, una vieja amiga nuestra, que no habíamos visitado nunca a pesar de conocerla. Como teníamos prisa pues la visita para otra ocasión. Luego resulta que nuestros amigos de Barcelona la conocían y es que el mundo es un pañuelo.

En la terracita del museo Dalí pasó de todo. Desde los insultos a un vigilante jurado por parte de una clienta, una parejita de ancianos bailando un tango, hasta BELMONTEEEE comprando en Calzedonia. La anécdota del padre de uno de nuestros amigos de 6to6 ya os la contaré porque es modelo de superación.

El último día ya sabéis que me quitaron dos puntitos del carnet. Eso es como lo que cuento del virtual talonario de copas que me dieron al nacer. A unos les dura toda la vida, pero yo ya me lo había fundido a los 30 años, que es la edad que dejé de tomarlas. Pues con el carnet pasa igual. Cuando me funda los puntos voy en taxi a todos los sitios que seguro me va a salir mas barato.

Cuando llegué a Alcoy me fui directamente a la pastelería de abajo y me tomé un par de cruasanes de chocolate y una pedazo de tarta con piñones para despedirme y empezar una dieta, en lugar del clásico lunes que nunca la realizo. Llevo con este cuatro días y ya sé que aguantaré hasta Laussane que será mi prueba de fuego.

Abril en Barcelona (IV)

Filed under: Logística — Gilberto Salas @ 10:44 am


El jueves día 24, una vez terminadas todas las entrevistas de trabajo, estábamos bastante relajados y nos dispusimos a disfrutar del día. Habíamos quedado con Isaac, Carlos y Miguel para comer en un sitio EXTático, Senyor Parellada, en el barrio gótico de Barcelona. Llegamos antes para recorrer aquellas callejuelas con un encanto casi mágico, donde le tiempo parece que se ha detenido. Después de un buen rato entramos en el Restaurante y allí estaban esperándonos para disfrutar del sitio y de la compañía. Fue genial la comida y como siempre fuimos los últimos en irnos del local. No sé que pasa pero cada vez que nos vemos nos echan de los sitios porque empiezan a montar las mesas, para la cena o el desayuno, y es que el rollo EXTático da para mucho que hablar. Nos hicimos unas fotos con los relojes, y también del restaurante, que lo podéis ver en el territorio.

Una vez terminamos allí nos fuimos a tomar un café que se extendió hasta las ocho y se terminó por lo mismo, porque estaban montando las mesas para cenar. Allí Miguel nos contó algunas anécdotas muy interesantes de su memoria, la de su padre es impresionante, los proyectos de Isaac y de Carlos con el fundamento de nuestra idea del tiempo. Como siempre nos pareció corto el tiempo que estuvimos juntos y siempre con ganas de volver a vernos.

Después de despedirnos, terminamos de comprar algunas cosillas y vuelta al hotel a despedirme de esos Huevos estrellados, que volveré a probar la próxima vez. Al día siguiente nos fuimos a L´Atmella a ver un Golden Retriever, que aunque no sustituirá a nuestro Cocker, también formará parte de nuestra familia.

Como anécdota final os diré que me quitaron dos puntos del carnet por ir sin luces en un túnel e ir a más de 90 Km según los mossos de escuadra. El agente muy amable me decía que cómo quería que me hablara si en catalán o en castellano, a lo que respondí que yo entendía el catalán, pero que si iba a ser algo gordo que me lo dijera en castellano ya que así lo encajaría mejor.

En fin, mañana os hablaré un poco sobre la belleza y el gusto, que son las conclusiones que he sacado de este viaje. Entonces saludos amigos EXTátic@s.

Abril en Barcelona (III)

Filed under: Logística — Gilberto Salas abril 28, 2008 @ 3:34 pm


Después de pasar un rato muy agradable con todos los miembros de 6to6, Vicente de Diverso y Carlos e Isaac de Tiempo de Lujo, nos fuimos a ver a Juan Antonio de MDT, donde colocamos nuestra publicidad. Su revista es muy buena y de un alto contenido especializado, porque lo que se edita en España en relación al tema de los relojes es prácticamente de catálogo, y como dice Juan Antonio que te lo den directamente de la relojería. La verdad que su idea es francamente buena, pero les va a costar como a nosotros. Las cosas nuevas cuestan mucho de introducir.

Aquella tarde aprovechamos para acercarnos al centro de Barcelona para vivir el día de Sant Jordi que también es patrono de Cataluña. Pensábamos que veríamos a algunos holligans del Manchester United, pero no vimos ni del Barça. Después al Hotel a cenar unos Huevos estrellado con fondo de jamón ibérico con patatas y acelgas y un punto de miel. Lo escribo y me comería otros cuatro platos de golpe.  

Mañana termino de contaros toda la historia, amigos EXTáticos

Abril en Barcelona (II)

Filed under: Logística — Gilberto Salas abril 27, 2008 @ 2:02 pm


La verdad que nos salimos un tanto “knockeados” con lo que nos explicó Santi, pero era lo que pretendíamos. Por otra parte fue muy interesante oír de primera mano la historia de Frank Vila. Hay que quitarse el sombrero ante este emprendedor relojero, además de la increíble coincidencia que pensamos en el mismo nombre de su marca primera. Un día os la contaré tal y como nos la contaron en Barcelona.

Aquella noche nos fuímos a cenar con Goldoff, Holdover y sus respectivas señoras, foreros de RE, en un lugar elegido por el primero que en realidad era un sitio EXTático. Cenamos en el restaurante Mariona en la zona de Sant Gervasi. Fueron unos momentos muy enriquecedores para todos nosotros, porque era conocer en persona lo que ya conocíamos a través de los nicks que usamos en los foros. A mi juicio las personalidades virtuales siempre son diferentes de las que percibimos en la interacción en la web, pero en este caso fue muy positiva conocerlos en presencia real.

En la mañana del día 23 conocimos a los que pueden ser nuestros clientes de EXTático, los accionistas de la empresa 6to6 experience, que se dedican a organizar eventos y concentraciones para coches de lujo. La idea es genial y ha partido de un grupo de emprendedores jóvenes que han volcado una gran ilusión en esta empresa, además de que ellos son personas simpatiquísimas, que saben lo que quieren. Esperemos que pasemos a formar parte de sus clientes, ya que el concepto de su empresa es totalmente EXTática. Despues de verlos en el Jardín de la Abadesa nos fuimos con ellos a Mandri donde conocimos a Vicente de Diverso, que es una distribuidora de varias marcas de relojes, entre ellos Jacobs y Glycine. Os diré que Vicente es una persona genial y que me pareció muy poco el tiempo que estuvimos con él. Por eso, cuando vayamos a Barcelona será imprescindible una buena comida con él.

Bueno ya mañana os seguiré contando más cosas de nuestros días en Barcelona. Saludos amigos EXTáticos.

Abril en Barcelona (I)

Filed under: Logística — Gilberto Salas abril 26, 2008 @ 2:33 pm


Tengo muchas cosas que contar de esta semana, pero procuraré ser breve o contarlo por partes, así que os lo explico. El primer día estuvimos en el Hotel Samsi de Pedralbes comiendo con Goldoff, ya que no lo conocíamos. Después vinieron Carlos e Isaac de Tiempo de Lujo, con lo cual acabamos como siempre, cerrando el comedor y los camareros preparando la mesa para la cena. Esa fue la tónica general de estos días. Una vez que elaboramos el plan de trabajo de los días siguientes nos pusimos a la acción.
El día 22 empezamos por Rabat donde nos atendieron exquisitamente. Esteban, Jordi, Jaume todos un prodigio de educación, saber estar y relaciones públicas. Con respecto a nuestros EXT les gustó el FI y las posibilidades del IO, aunque nos sorprendió que no nos hicieran caso con respecto al desarrollo de nuestro propio movimiento. Fue un tanto extraño. Lo que nos aconsejaron fue que el mecanismo lo decoráramos de alguna forma mas completa. Lo mejor es que Jordi no pusiera ninguna pega, ya que la otra vez fue bastante exigente con los prototipos. Quedamos a la espera de presentar el IO en un futuro.
Por la tarde fuimos a ver a Santi Pamies y otro tanto de lo mismo.Increíble él y su equipo. De paso agradecí a Jordi la atención que tuvo para con Moni cuando fue a Barcelona.
La entrevista con Santi no tiene desperdicio. En primer lugar le describí nuestra idea-concepto de EXTático-Hora Española a nivel filosófico, el espacio privado etc., pero pronto me di cuenta de su rictus de escepticismo así que le conminé a que fuera totalmente franco sobre nuestro reloj, y la verdad fue bastante claro. La verdad hay que ser un buen encajador y saber aceptar las críticas de una manera constructiva para aplicarlas en la mejora de un producto. La conclusión final tanto de la entrevista con Rabat como la de Pamies es que lo que ellos valoran es la posibilidad de poder vender un reloj y cuantos mas mejor. La parte conceptual la obvian en beneficio de la atracción a primera vista, es decir, ellos valoran si le va a gustar al cliente nada más verlo o no. Por eso la parte mecánica no es algo tan importante como lo que nosotros valoramos y de ahí nuestra sorpresa.
Bueno, ya os seguiré contando más cosas mañana.
Un saludo a todos amigos EXTátic@s

La angustia y la náusea

Filed under: Filosofía — Gilberto Salas abril 20, 2008 @ 2:59 pm


Uno de los grandes problemas de la sociedad actual es el de la angustia y consecuentemente de la náusea existencial. Kierkegaard y Sartre lo relacionan con la nada y la libertad. Esa nada es la desaparición de lo necesario como puede ser Dios, la vida después de la muerte o un algo trascendental que determine un motivo para existir. Por eso, cuando se conjetura de que “Dios ha muerto” se explica que ha desaparecido la necesidad de creer en el más allá, para percibir la posibilidad del más acá. Es decir, si anteriormente se aseguraba un final feliz en orden a una existencia correcta a unas normas, ahora con la libertad de lo posible, de lo que cambia, solo hay incertidumbre y nada, y eso es lo que angustia, lo incierto de la posibilidad de la existencia, lo cual se convierte en lo absurdo, ya que si lo que hay es la nada entonces para qué existir. Ese es el dilema que presenta Camus como el gran problema a resolver por los filósofos, que es cómo evitar el suicidio debido a lo absurdo de la existencia.

Pero en realidad la angustia y la náusea pertenecen al limbo de la incomprensión de la existencia o la contradicción de los conceptos del más allá y el más acá, de la nada o del todo, de Dios o del Mundo. Durante muchos años se ha creído en lo trascendental, es decir, en algo que existe mas allá de nuestra existencia, que rige nuestros destinos y que esperamos pacientemente, como el que espera la jubilación. Ahora ya no se cree en ello, o si se cree hay motivos para no entenderlo claramente, ya que lo que parece que es la nada es aquello que está más allá, y no la nada de la libertad que es lo que está más acá. Este conflicto se establece en creyentes y en no creyentes, por lo que el individuo permanece en el limbo, que es un estado de angustia contínua, que consta en no saber definir dónde se ubica el ser y en qué consiste la nada, si el ser es lo trascendental o en realidad es la nada. El problema es que la velocidad nos impide solucionar y pensarlo detenidamente, ya que hay que trabajar antes que entender la esencia de la vida.

El dilema lo resolvieron los existencialistas, quizá un tanto abruptamente, pero nos explicaron algo tan sencillo como que para superar la angustia hay que entender que tenemos fecha de caducidad, que lo absurdo es pensar que hay algo más allá, que la nada es más bien algo y ese algo es vivir, que vivir es actuar ya que en sí misma la acción es lo que hay, el tiempo como expresión de la materia.

De todas formas, para empezar a comprenderlo hay que experimentar situaciones-límites, liberarse de los prejuicios y meditar en lo que supone el tiempo, y sobre todo el tiempo propio, el tiempo EXTático.

Saludos a todos amigos EXTátic@s

Los Concept Watch

Filed under: Logística — Gilberto Salas abril 19, 2008 @ 9:28 am


Actualmente es muy gravoso a cualquier empresa en nuestra economía, salir al mercado sin conocer la opinión del consumidor de los nuevos productos. Si esta empresa confía exclusivamente en el gusto de sus diseñadores, de sus ejecutivos o del presidente para la salida al mercado de una producción masiva de una novedad, puede encontarse en muy poco tiempo con un gran stock que es incapaz de vender, y que en realidad no se puede considerar un activo, ya que el producto en sí se ha depreciado hasta tal extremo, que entra en el catálogo de pérdidas en apenas dos meses después de su presentación directa al mercado. Para qué lo vamos a negar, esa ha sido nuestra experiencia mas directa, pero no por ello desanimadora sino todo lo contrario, es una experiencia más para la introducción de nuestra idea de EXTático.

Hoy en día con la posibilidad de los avanzados programas informáticos de nuestros ingenieros, podemos presentar un avance muy fidedigno en realidad virtual de la actualidad real de un EXT. Es decir, si nosotros realizamos un diseño en papel y le damos realidad por los correspondientes softwares, y posteriormente fabricamos un par de prototipos con nuestro protocolo de diseño, podemos presentar un modelo a los medios para buscar la aprobación o no del posible cliente sin llegar a la producción en serie en caso de que no exista interés por él. A esto es lo que llamamos “Concept Watch”, una manera de trabajar que está bastante introducida en el mercado del automóvil y que empieza a estarlo en el de la relojería, debido al encarecimiento de la producción debido al aumento de la demanda.

Por supuesto esta manera de trabajar tiene sus pros y sus contras. Como desventajas se encuentra la falta de entrega inmediata de un producto, y sabiendo que la venta de un producto es momentánea, se puede perder una posible venta fácilmente. Pero hay más ventajas en cuanto que se sabe la aceptación del producto con certeza, fabricando con pedidos mínimos que no graven la producción y creando un deseo por carencia.

Así, con la infraestructura de EXTático, donde existe una base de diseño, atención al cliente y servicio técnico casi perfecta, no nos da miedo esperar la aceptación del mercado y a la vez ir presentando nuevos modelos, lo cual transmite una sensación de continuidad para ofrecer confianza a nuestros posibles clientes-amigos.

La semana que viene estaremos en Barcelona. Si puedo os mantendré informados desde allí. Saludos a todos amigos EXTátic@s

La confianza del consumidor

Filed under: Logística — Gilberto Salas abril 18, 2008 @ 9:58 am

Nuestra economía está basada en el consumo. A mayor consumo mayor producción, más industrialización y servicios, mas puestos de trabajo y al final mas consumo. La elevación del consumo supone mas cantidad de dinero para todos, a menor consumo lo contrario. Esto se plantea en términos microeconómicos, ya que la macroeconomía es de los políticos y de los especuladores. La economía real se encuentra en el consumidor y en la empresa que produce el servicio para el consumidor. Por eso, aunque en términos macro económicos los números pueden indicar una bonanza económica o por lo menos una cierta estabilidad, no conozco ninguna empresa que desarrolle su plan de negocio con respecto a los índices macro económicos, sino más bien en la confianza del consumidor o de su mercado, que pertenece a la micro economía. Por eso, a mi juicio, el factor más interesante a seguir en lo concerniente a la economía es el índice de confianza del consumidor, y ya sabéis lo que significa la confianza para nosotros.

Para el consumidor la confianza se establece en cinco puntos que en realidad implican al tiempo. En primer lugar se relaciona la situación actual de los miembros de un hogar, presente, con el que tenían hace un año, pasado. En segundo lugar, la impresión comparada entre su situación actual y dentro de un año, futuro. En tercer y cuarto lugar estos mismos puntos pero en relación al país. Así, el consumidor juzga y considera bajo su punto de vista la propia impresión de los parámetros económicos, es decir, que a pesar de que los números puedan ofrecer una bonanza económica, quien expone la última opinión de la composición en el tiempo de la estructura económica es el propio consumidor. De ahí que los políticos se afanen en una dialéctica de enmascaramiento de datos y números para su propio provecho, y engañar al consumidor. Si este cae en la trampa, el índice aumenta aunque la confianza de los primeros dos puntos se hallen por debajo. El último punto, el consumidor evalúa su capacidad de compra del momento presente. Con todos estos datos se extrae un indicador de la confianza del consumidor, que permite saber de una manera directa un factor de previsión del consumo en un tiempo futuro, aunque sea a corto plazo.

En definitiva el consumidor rige la economía, macro y micro, ya que con respecto a la macro, los políticos y especuladores intentarán que los números cuadren para dar confianza y en la micro, las empresas harán todo lo posible para dar con productos sugerentes para el consumo. Y si el consumidor se deja arrebatar por estos parámetros hasta que el punto quinto se lo impida, el índice continuará aumentando.  El problema actual es que se ha alcanzado el límite del punto cinco y por mucho que se intente cuadrar todos los parámetros, no existe la posibilidad de aumentar los salarios para que haya más gasto y aquí está el quid de la cuestión. Ya veremos cuánto dura el asunto.
Saludos EXTátic@s

El tiempo lábil-afectivo

Filed under: Filosofía — Gilberto Salas abril 17, 2008 @ 9:13 am


Decía Bloch en La sociedad feudal que en aquellos tiempos existía una labilidad afectiva propia de entender el tiempo de una manera peculiar. En principio no existía el tiempo medido y en su lugar lo sustituía el tiempo de los ciclos naturales, que para Bloch se componía de las catástrofes particulares como el hambre, la peste, las guerras, lo cual acortaba las expectativas de vida y se traducía en una inestabilidad de sentimientos. Lo que hoy es ser joven a los 35 años, ya en aquel entonces se era muy viejo o ya se había muerto. Por ello, la gente de aquella sociedad feudal carecía de proyecto de vida y entendía el tiempo en un “ahora” repentino, por lo cual su conducta se determinaba por los cambios de humor y la labilidad afectiva. Es el tiempo lábil-afectivo de las conductas variables, erráticas, cuyos sentimientos estaban a flor de piel y la importancia por la vida era muy pobre, ya que convivían con la muerte de una manera cotidiana. De ahí las decisiones tan variables, ilógicas e inhumanas que tomaban los reyes con respecto a sus súbditos. Pero también estos se llenaban de desesperaciones, furores, bruscos cambios de humor, que en suma influyeron en el desarrollo de los acontecimientos políticos de la Edad Media.

En la actualidad el tiempo lábil-afectivo posee dos vertientes, una de carácter universal, más bien filo histórico en el sentido del desarrollo del hombre en general y otra de carácter singular propio del proceso vital del hombre individual. En la primera vertiente persiste el tiempo lábil-afectivo en la sociedad tercermundista. El hombre del tercer mundo adolece de un proyecto de vida, ya que las catástrofes naturales, el hambre, la guerra, las enfermedades asumen la existencia en perpetua precariedad. De ahí esa inestabilidad de sentimientos y de los caracteres violentos, coléricos e incoherentes de gobernantes y gobernados, lo cual continúa influyendo en la política tal y como describía Bloch en La sociedad feudal. En la sociedad occidental, los afectos históricos de dispersión y precariedad han cambiado. Las formaciones sociales han evolucionado históricamente en cuanto a un control de las circunstancias externas que influían en el tránsito existencial, lo cual ha permitido alargar las expectativas de vida y vislumbrar un proyecto trascendente tanto en conjunto como individualmente.

La segunda vertiente del tiempo lábil-afectivo es el percibido por el hombre a nivel singular. Si bien la esperanza de vida y el control de las circunstancias naturales ha permitido entrever la posibilidad de un proyecto de vida, no ha sido capaz de sintonizar con un tempo sustancial debido a la aceleración de nuestra vida cotidiana. Virilio llama a este fenómeno la picnolepsia como una estética de la desaparición donde las formas se pierden por la velocidad de la vida. En realidad lo que ocurre es que los perceptos históricos como arquetipos y consignas se continúan enseñando durante todo el proceso de maduración del individuo y se impide la sincronización del carácter con respecto a las circunstancias cotidianas. Esto se transmite en la falta de introspección individual y la actuación por consignas en lugar de las decisiones sincrónicas y meditadas del tiempo del kairos o del momento oportuno.

Por ese motivo y debido al alargamiento de la circunstancias vitales se debe de abandonar los axiomas del tiempo de la maduración del carácter, del comienzo de la edad laboral o de la jubilación, para eliminar la inestabilidad afectiva que proporciona elementos tóxicos en el despliegue del proyecto de vida. ¿Por qué pretendemos que nuestros jóvenes empiecen a trabajar cuanto antes, sin haber tenido una formación suficiente? ¿Qué más da si empiezan a los 30 años que a los 20 cuando sus expectativas de vida llegarán a los 100 años y por tanto se alargará su etapa laboral?¿Acaso el sistema podrá absorber a tanto “parado sexagenario” con todas sus prerrogativas si no se cambian estas consignas? ¿Puede un joven de los nuestros incorporarse al mercado laborla de la noche a la mañana con las mismas exigencias que un veterano si su carácter todavía es inestable o por percibir el tiempo lábil-afectivo a los 22 años? Y nosotros los antiguos, los que se supone que somos más maduros ¿No deberíamos de cambiar las consignas como el de pretender jubilarnos cuanto antes para conseguir nuestro ideal del “dolce far niente” a los cincuenta o a los sesenta?¿O ese lamento contínuo de todas las circunstancias afectivas vistas desde la negatividad por esa labilidad temporal, ya que en cierta forma es debido a que se acerca el “final”? ¿Podemos estar cometiendo los mismos errores por eso que llamamos experiencia, la misma que aprendimos en nuestros periodos de mayor toxicidad temporal lábil-afectiva?

La conclusión, como siempre, es la misma. Si se comprende el tiempo como un proyecto de vida, que se incorpora e intuye dentro de sus tres éxtasis, pasado, presente y futuro, un círculo dentro de otro que se expansiona como una esfera y que el futuro se hace pasado en el presente, a mi juicio, el individuo se desprenderá en una mayor medida de la toxicidad de la comprensión del tiempo lábil-afectivo en beneficio del tiempo extático.
Saludos amigos EXTátic@s

Next Page >>>