EXTático

Puntualidad ibérica

Filed under: Concepto,Hora Española — Gilberto Salas diciembre 31, 2007 @ 12:58 pm


Creo que uno de los conceptos más equivocados que tenemos los españoles es cómo concebimos nuestro modo de ser puntuales.
En principio los ingleses consideran la puntualidad llegar a la hora en punto, con la puesta en hora de sus relojes con la BBC, ni un minuto antes ni después en todas las ocasiones de su vida. Es decir, sus relojes tendrían que ser de cuarzo para concebir la máxima puntualidad y regirse por unos parámetros comunes en todos los habitantes de las islas. Si por ejemplo alguien tiene una cita para cenar en casa de otro y llega antes, esto se considera una falta de educación así como llegar después, ya que todos se rigen por el mismo patrón horario.
Por contra, los españoles entendemos la puntualidad desde otra perspectiva. Por ejemplo, si llegamos a una cita cinco minutos antes o cinco minutos después, no existe ninguna falta de educación porque los parámetros que rigen nuestra manera de concebir la puntualidad son mucho más elásticos. Nosotros ponemos en hora nuestros relojes con el ordenador, con las diferentes cadenas de televisión o incluso con el móvil, pero cada uno lleva una hora que varía en algunos minutos. La puntualidad de nuestros relojes no se lleva a cabo con la exactitud horaria de un parámetro definido como hacen los ingleses, sino más bien con muchos parámetros que, por su variación, no son tan precisos y exactos como los de la BBC. Eso significa que nuestra manera de ver el tiempo no es la de una norma para todos como una imposición social transcendental, sino que existe una laxitud que nos permite ser nosotros mismos los que elijamos la medida que más nos guste para aplicar a nuestros relojes.
Por eso en hora española no decimos que haya que ser impuntuales en el sentido británico o español, sino que debemos de entender que nuestro sentido de la puntualidad es bastante diferente al inglés o al de otros países, porque entendemos la puntualidad con cierta laxitud, que entra dentro de los parámetros que consideramos como educación y respeto. Otra cosa sería que llegaramos una hora tarde a nuestras citas y eso no es el concepto que defendemos ni pensamos ni habría una esfera en EXTático para desarrollarla.
Así, nuestra esfera de hora española lo que refleja con esos tres minutos y medio de retraso es ese concepto de puntualidad ibérica, que nos permite un respeto al “otro” y a la vez un desmarque con el dogmatismo y la tiranía del tiempo medido. ¡Imaginaros que tuvieramos que levantarnos a la hora exacta, desayunar con el amigo y tomarnos el café en el tiempo cronometrado, quedar a comer bajo el tiempo de la exactitud y de la tiranía del reloj de la TVE!
Entonces, que no se os atraganten las uvas y tomároslas despacio porque con tres minutos y medio de margen de la hora española, presta para quitarles el hueso a todas.
Un abrazo a todos vosotros EXTátic@s y futuros EXTátic@s, y que tengáis un Feliz Año 2008

Foro de relojes especiales

Filed under: Nuevas tecnologías — Gilberto Salas diciembre 30, 2007 @ 5:12 pm

Creo que una de las nuevas formas de territorializar la serenidad, que no es otra cosa que comprender la técnica en nuestra época, es la participación en foros con individuos que comparten nuestros mismos intereses, y por qué no, que exista algún tipo de polémica o debate que nos permita abrir nuestras mentes a nuevas formas de pensamiento o como diría Heidegger a nuevos caminos de bosque.
Los foros se pueden convertir en sitios donde los individuos que se amparan en los nicks den rienda suelta a partes de su personalidad que no aparecerían en encuentros cara a cara. No cabe duda de que los nicks son una forma real de ser en un mundo virtual, y por lo tanto, no son solamente extensiones de las personas que están detrás de ella, sino que son unos nuevos sujetos que tienen a la red por extensión, formando parte de ella. Un nick es un nuevo sujeto con una existencia propia, real, porque ya no solo es ese nick que el mismo crea, sino que existe también por lo que piensa “el otro” y este caso los demás nicks o foreros en esa web de comunicación. Por lo tanto, hay que tener esto en cuenta para participar en un foro tanto siendo un nick como siendo el otro que juzga el nick.
A mi juicio, el foro de Relojes Especiales y su jefe Goldoff ha conseguido en su espacio real-virtual la realidad de una formación social o una comunidad, que se ha convertido en amigos que comparten su pensamiento a través de las características singulares de ser nuevos sujetos en un territorio, que es el propio foro. En principio su política de moderación y omisión de nicks o nuevos-sujetos-virtuales que puedan alterar la filia que existe entre todos los nicks-foreros, para colaborar en todos los beneficios que se puedan extraer de esta cooperación, ha sido clave para obtener estas líneas abiertas de comunicación, comprensión y diálogo internos, como un ejemplo de una verdadera web social, o para mí es más conveniente si usamos la frase web de intercambio de intereses.
Al fin y al cabo una formación de amigos que comparten sus impresiones es la base del concepto geofilosófico de la Hora Española, que surge allá por el siglo XVI en las hospederías de los caminos que atravesaban aquella España agreste. Hoy en día los caminos de las nuevas tecnologías nos permiten comunicarnos fácilmente con nuestros amigos sin esperar tanto para ello.
Y para que veáis hasta donde puede un grupo compartir sus intereses y su alcance en la unidad os paso una foto de una realización conjunta de esa formación de amigos que es el foro de RE. La verdad es que me encantaría ser partícipe de alguna idea como esta.
Saludos a todos futuros EXTátic@s

Visita de Carlos e Isaac de Tiempo de lujo

Filed under: Hora Española,Tecnologías del estar-bien — Gilberto Salas diciembre 28, 2007 @ 5:52 pm


De pie, ISAAC, ALEX,GILBERTO, CARLOS
Sentadas, MÓNICA, SUSA

ISAAC, GILBERTO, CARLOS
Ayer nos ofrecieron Carlos e Isaac de Tiempo de lujo una agradable visita a nuestra sede en Alcoy. Salieron de Barcelona a las 6 de la mañana para estar con nosotros a las 11,30, un poco a la hora española, pero por equivocación al entrar en la autovía con dirección a Alcoy. De todas formas no importa porque ellos tienen ya los derechos adquiridos para llegar a la hora española.
Nos trajeron unos presentes que ya hemos dado buena cuenta y ellos se llevaron alguna cosita de nosotros, para uso “profesional”. Desde que nos vimos la primera vez en Barcelona no hemos parado de hablar de todo y por supuesto de relojes. Pero teníamos la oportunidad de enseñarles de primera mano qué es lo que estamos haciendo en Alcoy, unos pirados que se dedican a hacer relojes como si en Finlandia hicieran guitarras españolas, como dice otro EXTático de pro.
Empezamos a enseñarles todos los planos de los diferentes modelos como el Momento Oportuno, Tiempo Esférico, que son las cajas de los también modelos Tiempo ausente y Futuro Intuido, así como los videos de despliegue de las cajas. Después pasamos a enseñarles los diseños, primero por dibujo y luego en el Inventor de los Instante Oceánico, Doble Tiempo y Memoria Vital. Estos tres últimos en fase de prototipado esperando ver la luz allá en abril. Les dimos un dibujo del diver, que es el Instante Oceánico, para que lo veáis pronto en la web de ellos. Después de ver los planos de las cajas les enseñamos un esbozo del tren de engranaje que estamos diseñando con La Merced y unos vídeos de trenes de engranaje del programa TellWacth.
Después de esto, nos fuimos a nuestro departamento de I+D+d de Hora Española, que lo tenemos en el Círculo Industrial de Alcoy. Los ingenieros nos estaban esperando ansiosamente, ya que los habíamos preparado concienzudamente para presentar nuestras tecnologías del estar-bien. Les teniamos preparado a Carlos e Isaac varios software para que pudieran almacenar en sus hardware. En primer lugar empezamos con un software de “Pericana” que es pimiento rojo seco con aceite y ajo. Seguimos con “Bolets” que son setas de la tierra, “Habitas con angulas y gambas”, Pimientos del piquillo rebozados rellenos de carne”, Jamón ibérico y para terminar un “Arroz de sabater”, que es un arroz seco típico de la zona que se cocina con verduras de temporada. Para finalizar los software un sorbete de frambuesa en tulipa que permitía un buen “driver” final. Después de esto los hardware estaban al 100%, pero aún así seguíamos hablando sin parar.
Por último nos hicimos unas fotos tanto allí como en la oficina donde Isaac como Carlos se probaron el Tiempo Esférico en su muñeca. Deciros que les quedaba magistral, increíble, que me dieron tantas ganas que yo me he quedado uno y me lo pagaré a plazos por supuesto.
La verdad es que estuvimos muy a gusto haciendo más peña EXTática, que es de lo que se trata con nuestra idea, una formación de amigos como la geohistoria que nos une en esta piel de toro llamada España.
Saludos a los EXTátic@s y a los futuros EXTátic@s

Venta a plazos

Filed under: Logística — Gilberto Salas diciembre 27, 2007 @ 11:01 am


Una de las estrategias de venta más interesante que hemos hecho ha sido la de venta a plazo. Gracias a que trabajamos con una empresa que ha puesto un sistema en marcha de contratos por internet, podemos vender nuestros relojes a plazo sin necesidad de tarjetas, ni paypal, ni intereses. El sistema funciona de la siguiente manera. Cuando un futuro cliente rellena el formulario del apartado ADQUISICIÓN, nosotros nos ponemos en contacto con él para que nos proponga su forma de pago, es decir, 3, 5, 7 hasta un año de plazo. Una vez que hemos llegado a ese convenio, nuestro gabinete de abogados lo transcribe en un contrato con todas las garantías y condiciones que nosotros ofrecemos al cliente. Es decir, al margen de la garantía que tiene el cliente, en el contrato se estipula el plazo de entrega, las condiciones de pago sin intereses, las características del reloj y el uso del espacio privado y todo lo que sugiera el cliente, ya que el contrato está dirigido para máxima satisfacción del futuro EXTático y para defender sus intereses en caso de cualquier percance, que no tiene que ocurrir, porque estamos seguros de nuestro servicio.
Una vez firmado el contrato, el contrato estará en su espacio privado y en la web del despacho de abogados de internet, con lo cual podrá acceder rápidamente en todo momento para consultarlo por cualquier motivo.
En EXTático creemos que esta es una estrategia de ventas muy novedosa en el mercado relojero, ya que hoy en día todo el mundo compra a plazos menos los relojes, a no ser que se los financie por tarjeta de crédito con unos intereses añadidos. La ventaja que se obtiene con este sistema es que no se hace uso de la tarjeta de crédito, la compañía responde directamente de la operación con el cliente y el contrato garantiza cualquier problema que surja. Este sistema de ventas también es operativo a nivel internacional, ya que este bufete e-contratos opera en todo el mundo.
Para cualquier duda os aconsejo que os pongáis en contacto con nuestro departamento de ventas en Ayuda On-Line, que os atenderemos gustosamente.
Saludos futuros EXTátic@s

Troquelado y mecanizado de cajas de relojes

Filed under: Ingeniería y Diseño — Gilberto Salas diciembre 25, 2007 @ 11:56 am


Después del proceso de diseño de la caja y de haber elegido el tipo de metal o metales que se prefiere para las cajas de relojes se procede a la fabricación de un troquel que permitirá el troquelado y posterior mecanizado de las mismas. El troquelado consiste en introducir una pieza del material elegido que permita estos procesos industriales de un modo óptimo, que en nuestro caso es el acero 316L y el titanio, y someterlo a una presión muy alta con unas prensas hidráulicas que contienen la forma del troquel. Una vez conseguido el troquel, que tiene una forma aproximada de una caja de relojes pero vasta, se procede al mecanizado de la caja.
null
El proceso de mecanizado consiste en eliminar material de este troquel a partir de procesos mas individualizados como torneados, fresados, perforaciones que consisten en dar la forma tan precisa que contiene la caja del reloj, así como el posterior pulido que puede ser mate o con superficie pulida. Para este proceso de necesitan máquinas muy costosas que permitan girar sobre sí mismas mientras se producen los procesos de fresado, torneado etc, para llegar a los lugares menos accesibles de las cajas con máxima precisión. Así la caja puede contener los surcos para las juntas tóricas que ya hablamos en su día y los hembras para los tornillos de las cajas tanto posteriores como los biseles o los pasadores.

Espero que os haya gustado

Como se diseñó la caja de Momento Oportuno

Filed under: Ingeniería y Diseño — Gilberto Salas diciembre 21, 2007 @ 1:29 pm

En principio el diseño es el arte de la técnica, pero desde el punto de vista griego es conocimiento del eidos, que significa conocer la esencia de los entes y en nuestro caso la esencia de EXTático materializada en las formas. En realidad las formas son la esencia del tiempo.
Con estas ideas en la cabeza Alex y yo nos pusimos a plasmarlas en una caja que tuviera formas suaves, redondas que nos recordaran las formas de la naturaleza que son mas bien curvas. Y salió esto. Pinchar en cada imagen para ver su contenido en proporción.
Free Image Hosting at www.ImageShack.us
Cuando vimos que nos gustaba el diseño que había hecho Alex en papel, pasamos a hacer unos renders, que son unos estudios de curvas por ordenador con el Inventor.
Free Image Hosting at www.ImageShack.us
Este render es un análisis gaussiano
Free Image Hosting at www.ImageShack.us
Un render mas definido
Free Image Hosting at www.ImageShack.us
Y el render final. Estos renders me parecen antidiluvianos comparados con los que estamos haciendo ahora
Free Image Hosting at www.ImageShack.us
Una vez que terminamos los renders pasamos a los planos en 2D ya que los renders que habéis visto están a 3D.
Aquí se puede apreciar las cotas de la caja en el plano
Free Image Hosting at www.ImageShack.us
Un plano más detallado
Free Image Hosting at www.ImageShack.us
La caja en la parte trasera es roscada a pesar de que aquí el cierre aparece a presión
Free Image Hosting at www.ImageShack.us
Una vez que tuvimos estos planos y por estereolitografía, mandamos a hacer un troquel para el posterior mecanizado. La STL entra directamente a mecanizarse con un programa de conversión numérica llamado Alphacam. El próximo día os hablaré de cómo se realiza la mecanización.
Espero que os guste y que tengáis la paciencia de abrir las imágenes.
Un saludo a todos amigos EXTátic@s

Confianza(IV)EXTático

Filed under: Concepto,Logística — Gilberto Salas diciembre 18, 2007 @ 11:56 am


Tampoco en EXTático estamos libres de cualquier crítica.
En primer lugar ya dijimos que todas las empresas actúan con una mezcla de personajes conceptuales, pero lo que interesa es conseguir el máximo grado de confianza y eso solo se alcanza intentando ser una empresa colona. En EXtático lo que pretendemos realizar es una relación de máxima confianza entre el cliente-amigo y nosotros.

Ahora bien, cuando nosotros empezamos nuestra andadura por el mercado la estrategia empresarial estaba clara. Había que ofrecer un máximo de transparencia y confianza en las relaciones que establecieramos con los clientes, los proveedores, los periodistas y entre nuestros diferentes departamentos. Después de salir al mercado oficialmente en septiembre de este año, me hago una autocrítica de nuestra manera de ver los personajes conceptuales aplicados a EXTático.

En primer lugar algo tomboleros hemos sido aunque no conscientemente hasta ahora. En un repaso a la web observo que en la ficha técnica del Momento Oportuno explica que el movimiento es un 6498-1 modificado con la supresión de la rueda de segundos. Quise ser un poco sarcástico en relación a tanta modificación que existe en tantos relojes sin ideas claras, pero creo que puede dar lugar a malentendidos, así que lo voy a quitar. Lo dejaré un poco para que lo veáis. Asimismo me doy cuenta que en el apartado Instalaciones parece que el Palacete Albors es de nuestra propiedad cuando en realidad nuestras oficinas no ocupan mas de 40 metros en él y por supuesto alquiladas. Pero la verdad que el edificio es muy bonito. Todas las mañanas hay un grupo de turistas que entran a ver el edificio y siempre espero que aparezca algún guiri que le vendamos un EXT que se lleve a su país, por eso de la hora española. Por último también hemos usado el “tombolerismo mediático” con nuestra campaña del reloj de llegar tarde. Con esa campaña, que ha sido un acierto a nivel de comunicación aunque no tanto en ventas, me han entrevistado en muchas cadenas de radio de Suramérica y España, así como en televisiones autonómicas y periódicos digitales. El tombolerismo mediático llegó hasta tal extremo que explicaban que yo era el inventor del reloj de llegar tarde. Vamos, como aquellos inventos del TBO que no servían para nada. Eso sí, me lo he pasado en grande dando entrevistas.
En segundo lugar empresa algo puchera sí que somos pero creo que no lo podemos evitar. El asunto es que al ser una empresa con un producto limitado no podemos abastecer a todo el mundo y eso en cierta forma nos encasilla un poco.

En tercer lugar, casi caemos en ser mosqueadas cuando empezamos la venta bajo los mismos parámetros que otras empresas del sector. Es decir, al contado sin ventajas de ningún tipo. Eso lo solucionamos rápido cuando establecimos el contrato a medida según el modo que nos proponga el cliente. Así un EXT se puede pagar hasta en un año de plazo y con todas las garantías, incluso si no le gusta al cliente se puede devolver.

En último lugar nuestra empresa pretende ser colona en un máximo porcentaje, es decir, un máximo de confianza en todos los aspectos. Empezando por nosotros mismos, sin mentiras asumiendo nuestras propias responsabilidades y errores para mejorar nuestra relación profesional así como nuestra relación con otras empresas. Pero lo mas importante es la confianza con el cliente-amigo. Por eso hemos desarrollado un espacio privado de uso exclusivo que contiene la garantía, el contrato, todos los mensajes que nos envíe así como el historial de su EXT para años venideros y un foro para que participe directamente y nos dé sus ideas. Incluso si lo vende en un futuro siempre tendrá un historial del reloj, de las notificaciones de los boletines etc. Asimismo la ayuda online nos permite estar directamente comunicados con todos los clientes y facilita todo los canales de acceso a EXTático.

Creo sinceramente que la clave está en la confianza entre todos para que una compañía funcione. En el mercado esto no suele suceder pero casos como El Corte Inglés o Zara se basan en la confianza. Siempre creen en el cliente y eso es lo que nosotros pretendemos hacer, pero a nivel virtual. Es como la tienda de pueblo pero en la red. Si los cliente-amigos nos confían su dinero cuando les vendemos un EXT ¿por qué no tenemos que confiar y darles todo el apoyo que podamos? Y si otros clientes están interesados en nuestros EXT es porque confían en la gente que se lo ha dicho y en nosotros. En realidad nosotros vendemos confianza y eso se transmite en un servicio al cliente como base de nuestra estrategia empresarial.

Bueno, esta es la conclusión de las relaciones del mercado con la confianza. Espero que os haya, por lo menos, entretenido.
Saudos amigos EXTátic@s

Confianza(III)Las empresa “mosqueada” y “colona”

Filed under: Concepto,Logística — Gilberto Salas diciembre 17, 2007 @ 5:43 pm


La empresa “mosqueada” en relación al tiempo es el no-tiempo. Para este tipo de empresa no existe ni el pasado ni el presente ni el futuro porque no confía en nada ni en nadie. Ya lo habíamos explicado. No hay confianza en el futuro porque cualquier tipo de relación que se establezca no contiene ni esperanza ni expectativas de ningún tipo para con el cliente. La empresa no se fía de él bajo ningún concepto y por lo tanto no hay futuro. Con respecto al pasado no existe memoria, ya que tampoco se fía de los clientes que haya realizado alguna transacción de algún tipo y por lo tanto no hay pasado. Tampoco presente porque la empresa no se fía de ella misma ni de sus trabajadores ni de la dirección ni del mercado, con lo cual no hay presente. Este tipo de empresas aunque no lo creáis es bastante común entodo tipo de producto. Se observa sobre todo en empresas donde los mandos son matores y existe mal ambiente de trabajo, donde las relaciones humanas no son fluidas, y hay exceso de empleados compitiendo entre sí.

La empresa “colona” es la que comprende el tiempo de la confianza bajo la perspectiva del tiempo entero pasado presente y futuro. La idea me surge del antiguo concepto de “presura”. esta surge a partir de la repoblación particular o privada en la frontera castellano-leonesa que fue espontánea, popular y carente de tutela oficial. Se realizó bien porque una o varias familias de hombres libres ocupaban una tierra, la roturaban y construían en ella sus casas, formando aldeas; bien porque, construidas iglesias o monasterios en tierra de nadie, se ocupaban las tierras de alrededor, construyendo pequeños núcleos de población bajo el patrocinio de la Iglesia. La figura jurídica que amparaba esta ocupación era la presura, a la que seguía el escalio o roturación. Requería que la tierra no fuese de nadie y no se encontrase habitada. La roturación era el acto simbólico de toma de posesión y derecho. También se simbolizaba la posesión con el señalamiento de la heredad con cruces u otros símbolos. Así este territorio inhóspito con el escalio pasaba a ser del colono mientras la tierra produciera frutos a través de su trabajo. La empresa colona su territorio inhóspito es el mercado y sus vecinos son los clientes y las otras empresas. Su producto se labra en el territorio hóstil del mercado, pero su confianza en las otras empresas, en los clientes, en el futuro de su trabajo que se hace presente trabajando y con ese trabajo-producto consigue un pasado en la memoria contractual del éxito y solvencia de su marca que es el pasado. De esa forma comprende el tiempo con sus tres extásis, pasado presente y futuro.

Ahora bien, las empresas no utilizan los personajes conceptuales de la confianza nunca en un 100%. El problema es que en la mayoría de ellas predomina un patrón o un vehículo conceptual. Así hay empresas que son un 80% mosqueadas y el resto pucheras. Otras son tomboleras en un 60%, mosqueadas en un 20% y pucheras en un 10%. O las mismas colonas pueden ser 50% un poco tomboleras, pucheras e incluso mosqueadas. Por ejemplo los bancos son el claro exponente de cómo funciona una empesa en relación a la confianza con los cuatro tipos de personajes al 25% cada uno. Unas veces confían en un extraño sin mediar nada. Otras veces no se fían ni del cliente de toda la vida, que encima tiene cuenta. Otras veces solo quieren quedarse con la “plata” y otras te venden hasta el cupón de la ONCE. Para describiros cómo utilizan las empresas la confianza, imaginaros que en el hardaware de una empresa se quiere establecer una interacción con la confianza. Para que funcione se tienes que descargar unos paquetes de software, que son los personajes conceptuales tombolero, puchero, mosqueado y colono, que son los software con los que las empresas se relacionan con sus clientes. Pero estos programas necesitan de los otros tres para actuar. El problema está en que es el programador del software el que utilizará los tantos por ciento que crea conveniente para la interacción con la confianza, que es la relación que establecerá la empresa con los clientes. Dependiendo cómo lo utilice la empresa tendrá un predominio de cada paquete o personaje conceptual que dilucirá la expresión de la confianza en el mercado.

Como ya me he extendido bastante, pero solo me queda la conclusión, ya os la daré el próximo día. Será el modo en que en EXTático nos consideramos. No nos salvamos de la quema.

Un saludo amigos EXTáti@s

Confianza (II). La empresa como personajes conceptuales y su relación con el mercado

Filed under: Concepto,Logística — Gilberto Salas diciembre 15, 2007 @ 10:24 am


Confianza etimológicamente proviene del latín fides, fe o creencia y su significado proviene de la palabra griega pistis que significa mas o menos lo mismo. La confianza para los antiguos griegos y latinos era creencia en la palabra como un valor de verdad, es decir, cuando se pronunciaba “árbol” era tan fuerte el contenido del significado en el significante (la voz) que al pronunciarlo era como si estuvieras creando el objeto. De la misma forma se establecía el valor de las proposiciones, por lo que en cada juicio existía un valor de verdad, incluso aunque fuera solo posible. Por lo tanto ya desde la época de los antiguos la emisión sonora de una palabra contenía su verdad. Este valor de la palabra repercutía en las relaciones porque la relación es lenguaje y por lo tanto verdad de la palabra. Si el mercado es la transacción recíproca de objetos y para ello media el lenguaje, las operaciones intervenían en la verdad del lenguaje y su creencia en él y por lo tanto en la confianza.

Para que haya relaciones de cualquier tipo hay que creer en la verdad de las palabras y de ahí a confiar en intransitivo, ya que no solo confiar en algo o en alguien, sino tener esperanza de por sí en el tiempo como futuro intuido, que son las expectativas positivas que depara el tiempo, en el pasado como experiencia de mejora de los posibles errores y en el presente en el cumplimiento de la verdad.

Bajo estas premisas de la confianza pasaré a describir lo que el otro día hablamos de las empresas en el mercado y su relación en referencia a los personajes conceptuales. Los personajes conceptuales son vehículos y no personas como formas de aplicar la confianza como concepto a los diferentes sujetos. Un sujeto puede ser una empresa que tiene una forma de acción en el mercado de diferentes maneras en relación a la confianza que es la utilización del lenguaje como verdad y su modo de entender el tiempo es lo que encasilla a una empresa dentro de un personaje conceptual. No quiere decir que siempre actúe de esa forma, pero la mayoría de las veces se encasilla dentro de unos parámetros que corresponden a uno de estos personajes.

Entonces, la empresa “tombolera” es la que usa un lenguaje seductor y brillante para conseguir su cometido. Lo puede hacer por medio de sus representantes, a los que presiona para realizar un gran número de ventas o a través de la publicidad engañosa y sugestiva en los medios donde aparece. Esta empresa solo percibe el tiempo como presente y por ello su lenguaje solo afronta el ahora mismo, sin preocuparse por el futuro. Este tipo de empresa se desentiende del servicio al cliente y de los servicios posventa, que es su futuro, ya que no entiende la responsabilidad, que es su respuesta futura al producto. Tampoco entiende una fidelización del cliente ya que o algunos de sus productos no los va a volver a comprar el cliente o no comprende que la venta no es el uso inmediato o satisfación moméntánea de su artículo, sino la sensación de que el producto es perdurable, con lo cual la satisfacción del cliente no es cosa de un momento. Yo creo que hace treinta años era casi el 90% de las empresas en España, desde Telefónica hasta el pequeño depósito dental e incluso la tienda de la esquina. Creo que desde que aparció El Corte Inglés y su idea de servicio al cliente y una buena calidad, este tipo de empresas se ha reducido en consideración.

La empresa “puchera” por contra está convencida al 100% que tiene el mejor producto del mercado y por eso casi hasta desprecia al cliente. Su producto es lo único que vale y todas las relaciones que ellos establecen se instauran en el tiempo pasado del canal de venta, es decir, del producto que ya está fabricado y por ese mismo motivo, como es muy bueno, ya está vendido y veremos quién lo saca del puchero. Todos los trabajadores de la empresa puchera se sienten por encima del resto de las demás, viviendo de su pasado, del gran nombre de su marca, que incluso transmiten a sus concesionarios. En este grupo englobo a casi todas las empresas que producen y venden marcas de lujo, desde la tienda de ultramarinos especializada en vinos caros, pasando por concesionarios de coches, las tiendas de relojes y maletas de marca, hasta las grandes firmas de lujo. Se salvan muy pocos de la quema. Y es que estás empresas venderían mucho más si comprendieran el tiempo de otra forma, con su pasado que es bueno, pero que entendieran el futuro y el presente sin estar metidos en su olla a presión. La soberbia de su tradición y de su memeoria anquilosada no les permite comprender nada mas que una parte del tiempo, solo confían en su pasado.

Como ya hay un buen tocho para leer os dejo el resto para mañana y así entráis otra vez en el blog. Claro está que si os interesan estas elucubraciones.

Saludos amigos EXTáticos.

Confianza(I). Los personajes conceptuales

Filed under: Concepto,Logística — Gilberto Salas diciembre 13, 2007 @ 2:41 pm

Un verano de la década de los noventa estuve con mi hermano en Venezuela. Él tenía que entrevistar al ex-presidente Carlos Andrés Pérez y me propuso acompañarlo, lo cual acepté encantado. Cuando llegamos a su casa, donde cumplía arresto domiciliario por haber saqueado las arcas del Estado, nos encontramos con una cola tan larga como la de un parque temático en época estival. Nos pasaron por la puerta de atrás y nos hicieron esperar en una antesala donde se veía impartir al ex-presidente sus rogativas. La gente que acudía a él lo veía y oía con admiración, esperando que alguna de sus pretensiones las solucionara, aunque fuera bajo arresto. Escuchándolo parecía convincente con sus promesas para con ellos.

Después de la entrevista, que fue más comedida de lo que mi hermano pretendía, nos hicimos una foto con CAP. Encima de su mesa tenía un libro de Fukuyama, autor que en aquellos momentos yo solo le conocía El fin de la historia. Le pregunté por el libro que estaba leyendo y nos lo enseñó. Era “Trust” que en español significa “Confianza”. Nos dijo que el futuro de Venezuela era la confianza y que sin ella ni personas ni empresas ni el Estado podrían subsistir.

Aquella entrevista me dio mucho que pensar. Resulta que un ex-presidente, que había hundido al país y que encima había potenciado, aunque indirectamente, el surgimiento de la figura de Chávez, nos hablaba de confianza. Pero es que encima parecía que se lo creía y además era convincente.

En realidad, el problema de la confianza es un problema de concepción del tiempo y esta proposición se explica a través de los personajes conceptuales que son vehículos del concepto. Así existen cuatro tipos de personajes conceptuales con relación al concepto de confianza. El primero y muy abundante en este país es “el tombolero”. Este personaje conceptual entiende el tiempo desde el presente inmediato y el ahora mismo. Lo que le interesa es vender sus boletos por encima de todo bajo cualquier pretexto, y entiende por confianza a la seducción y el compromiso instantáneo de la compra del boleto bajo sus bellas palabras. Quiere convencer a todos que les va a tocar el jamón, y hasta se lo cree porque solo piensa en el momento justo de la venta, pero el pasado no existe porque el jamón no toca nunca y se olvida rápido. Es la versión ibérica del sofista griego, pero sin la enjundia de estos. También es el parámetro en que se regía Carlos Andrés, 80% de este personaje conceptual y un 20% del segundo que vamos a exponer a continuación.

El segundo personaje conceptual de la confianza es “el puchero”. Es el que solo recibe los beneficios de la confianza y los retiene para sí. Cree que la confianza es un don, una gracia que tiene que recibir de todos, pero sin ejercerla en reciprocidad. Este personaje piensa el tiempo en pasado, en lo que recibió en su puchero esperando cocinarlo para él solito.

El tercer personaje conceptual de la confianza es “el mosqueado”. No veáis en la semántica ninguna connotación extraña. El mosqueado desconfía de todo y de todos. Cualquier tipo de relación que establezca es bajo la perspectiva de la desconfianza. Entiende el tiempo como el no-tiempo, ya que no hay presente ni pasado ni futuro para él, porque no se fía de lo que va a suceder, ni tampoco en lo que se ofrece a pesar de que hay motivos para confiar. Es de los que, como Hume, no confía en que mañana vaya a salir el sol o que el agua hierva siempre a 100 grados. De este personaje está lleno este país, por lo que cuesta mucho hacerles cambiar.

El último personaje es “el colonizador”. Para el colono su mejor arma es la confianza, tanto como un valor como una acción recíproca que es confiar. Elel colonizador se ubica en un territorio inhóspito, que necesita ser cultivado. Para ello confía en sí mismo y en sus vecinos, en su familia en sus amigos y en la gente que le rodea. Asimismo su naturaleza le acerca a los extraños porque confía en ellos. Les tiende su mano, les ofrece su casa y su ayuda. De esa forma se rompen barreras y se entablan nuevas relaciones que pueden prosperar en base a la confianza. El el colonizador percibe el tiempo como pasado, presente y futuro. Sabe que su palabra es un contrato con el futuro a través del pasado, su memoria contractual, y que se hará presente en el momento del cumplimiento. Su vida es la palabra en el lenguaje, en la acción, en la relación y en todo lo que se relacione con el contrato implícito de esta forma de conceptualizar la confianza.

Entonces una de las maneras en las que se relaciona la gente es en base a la confianza. Por supuesto la relación se establece entre sujetos en todos los ámbitos. Un sujeto puede ser una persona o una empresa o una asociación, y la relación puede ser una transacción económica o una relación amorosa, pero alguno de estos personajes saldrá a relucir en relación a la confianza.

Por otro lado y con respecto al mercado las empresas pueden ser “tomboleras”, “pucheras”, “mosqueadas” o “colonizadoras”, así como los mismos clientes se pueden comportar de la misma forma o incluso algunas veces de una manera y otras veces de otro modo.

Estas relaciones y sus consecuencias para el mercado me las dejo para este fin de semana, así como la explicación de los diferentes sujetos, ya que no me gusta hacer los posts muy largos, porque a mí no me gusta leer tanta cosa en un blog y yo me enrollo mucho.

Next Page >>>