EXTático

Altea

Filed under: Hora Española — Gilberto Salas agosto 30, 2007 @ 10:59 am


Esta semana quisimos comprobar lo que decíamos en el Boletín sobre Altea, pero por la noche. Nos fuimos EXTático en pleno a cenar desde Gandía. Fue fascinante. Es una villa llena de sensaciones y afectos. Si Deleuze quisiera comprobar la veracidad de su teoría de las percepciones, que tienen vida propia, en Altea comprobaría que es cierta. Todo lo que percibes, sientes, vives son sensaciones EXTáticas, donde el tiempo medido no existe, es el tiempo sentido, el tiempo del afecto.
Stendhal decía que cuando visitó Florencia tantas sensaciones le embargaron y extasiaron que no podía escribir nada.Era un estado de shock continuo. Dicen que es el síndrome de Stendhal, del cual en España son tratados de 15 a 20 turistas cada año. Posiblemente algunos de ellos se producen en esta villa de la plenitud sentida.
El sitio donde cenamos es un restaurante,hotel,chill-out maravilloso. Cocina casera, sitio muy agradable, buenos vinos y ambiente muy relajado. La vista de Altea es magnífica y el interior es estar como en casa.
El Pi del Senyoret
Pda. Les Quintanes 7 Altea

web y teléfono
966885544

Medir el tiempo

Filed under: Concepto,Filosofía — Gilberto Salas agosto 23, 2007 @ 10:35 am


Existe un interés creciente por los relojes tanto en el hombre como en la mujer. En principio, los expertos en sociología explican que es un afán de ostentación del ser humano, ya que es una joya para lucimiento propio. Esto sería más o menos cierto si no fuera porque la tendencia hacia la relojería se encuentra en todos los tipos sociales que configuran la sociedad actual. Dependiendo de los propios rasgos caracterológicos el individuo se decidirá por relojes de tipo deportivo, o clásicos y elegantes, o taxímetros de la exactitud como los cronógrafos. Por lo tanto, hay algo más que la exhibición de una prenda, y es la misión por la que dicha prenda se confecciona, que es medir el tiempo.
Aristóteles explica en Física que el tiempo es la medida del movimiento. Para el hombre de la vida moderna la medida del tiempo como movimiento se convierte en una posesión, en un tener o no tener tiempo. El tiempo se tiene o no se tiene, como una propiedad material del que se puede hacer uso y se gasta. Pero lo más curioso es que creyendo medirlo y poseerlo nadie tiene tiempo para nada. Siempre se espera el momento oportuno para proceder en lo que se pretende y es bastante raro que las cosas se realicen a su debido tiempo. La idea de tener o no tener tiempo es el modo en que Heidegger lo divide: tiempo auténtico y tiempo inauténtico.
Heidegger analiza la autenticidad o no autenticidad de la vida cotidiana en su conferencia El concepto de tiempo a través de la perspectiva de mirar el reloj, como un modo determinado de presentarnos la realidad de la existencia. Cuando uno mira el reloj para ver la hora se advierte un número fijo. Este número es la lectura del instante, del “ahora”, que para Heidegger es un ahora que cambia cada vez que se echa un nuevo vistazo a la esfera. Entonces la mirada repetida al reloj se percibe como una sucesión de instantes infinitos. Esta idea es la del tiempo inauténtico, donde el ser humano no comprende que su ser es la finitud, es decir, que tarde o temprano su propia vida contiene un final. Para Heidegger, el ser humano que se encuentra en el tiempo inauténtico no tiene tiempo para nada, porque no distingue el sentido de la finitud, que es la posibilidad constante de poder morir en cada instante. Su existencia es una creencia en la sucesión de instantes infinitos, que no cesarán nunca, porque no acepta el compromiso con la muerte como término. Según Heidegger la existencia o tiempo auténtico es advertir que uno puede morir y que su vida tiene un final. En realidad la existencia inauténtica de Heidegger es el sentido cristiano de pensar la esencia de lo humano individual como inmortal, una creencia difícil de aceptar en el presente donde prevalece la materialidad de lo científico. Por otra parte, la idea de entender la autenticidad del tiempo a través de la angustia que produce la posibilidad de morir es bastante sombría.
Ahora bien, el problema se halla en que mirando el reloj se concibe el instante pero no como tiempo (que es el movimiento medido), sino como una detención del movimiento. Por eso, Aristóteles dice que el instante no puede ser entendido como tiempo, aunque sea un número matemático. Es decir, la mirada rápida del instante cada vez que echamos un vistazo a nuestro reloj, estamos fuera del tiempo como medida del movimiento lineal. El instante es como un vagón que se mueve constantemente por la vía de un tren, pero siempre en el mismo vehículo. En realidad, lo que sucede con la lectura del reloj no es una sucesión de instantes sino una imbricación de momentos, como detenciones y continuidades, que es el carácter de nuestra existencia. En lugar de un vagón que circula por una vía, que es el tiempo lineal, la lectura temporal de la existencia es la de un tejado que se va formando por la superposición de tejas diferentes. O si comprendemos la circularidad del concepto del tiempo griego, cada ahora sería un círculo, un ciclo. Así, el momento contiene una duración, que lo enunciamos con frases como “es el momento de hacer esto”, “espera un momento” o “disfruta el momento”, y es del significado de estas expresiones de lo que se construye una vida. De esa forma, la vida es una memoria de momentos concatenados, superpuestos y cíclicos. En realidad, no tener tiempo es vivir la vida en el pasado por los recuerdos o en la incertidumbre de lo que depararán los acontecimientos futuros, pero no con ambas situaciones, que es el concepto del tiempo extático, detención por la memoria visual y acción (para Aristóteles la acción pura como acto no era contingente).
Decimos que cada cosa tiene su momento, y que cada momento su tiempo, donde se comprende el sentido dialéctico del tiempo limitado y eterno. Limitado por la detención como memoria y eterno porque siempre existe una actividad continúa en el ser humano. El instante es neutro pero el momento es activo, conteniendo en sí mismo una duración. Entonces, dispondremos de tiempo como momentos para hacer y deshacer con nuestras acciones lo que nos parezca, componiendo una memoria activa (eso es el extático como unidad estructural detención y movimiento). Así, la existencia del ser humano se trasforma en una superposición de momentos históricos singulares y globales, que es el tiempo. Esto se estima más “auténtico” que la desazón producida por el sentido de la existencia propuesto por Heidegger.
En la actualidad se recibe constantes testimonios sobre la insignificancia de la vida. En los sucesos cotidianos que nos presentan los medios, se percibe el riesgo de que nuestro tiempo particular concluya en cada minuto. Por eso, se vive el momento global dialécticamente como detención y continuidad, siendo esta manera de vivir la vida la que nos ocupa. Detención porque nos apercibimos y lamentamos de los hechos tan luctuosos que se divulgan, la memoria histórica. Continuos porque no nos queda mas remedio que seguir con nuestra presencia activa. Y así lo entendía Marco Aurelio en sus Meditaciones cuando decía “¿Qué pequeña parte de tiempo ilimitado y abismal se ha asignado a cada uno? Pues rápidamente se desvanece en la eternidad. ¿Y en qué pequeña parte del conjunto de la sustancia, y qué ínfima también del conjunto del alma? ¿Y en qué diminuto terrón del conjunto de la tierra te arrastras? Considera todas esas cosas e imagina que nada es importante, sino actuar como tu naturaleza indica y experimentarlo como la naturaleza común conlleva”.

Complicaciones (I)

Filed under: Movimiento — Gilberto Salas agosto 17, 2007 @ 2:42 pm

Otro de los temas que estuvimos hablando en la quedada de Alicante fue el de las complicaciones de los movimientos. Parece que las casas relojeras han suplido la falta de ideas con un aumento de las complicaciones en los movimientos. Fly-back, tourbillones, ratrapantes, sonería, etc. son auténticos alardes mecánicos, pero que la mayoría de los propietarios no utilizan y no les ven utilidad salvo el aprecio de la dificultad mecánica. Decía Kurukunfo que él prefiere un reloj sencillo, sin tanta complicación, pero que le guste. Por eso yo creo que el atractivo del reloj está en la caja y en la esfera y que el movimiento sea fiable. Posiblemente una complicación interesante sea un doble o triple barrilete, que es de momento la única que se me ocurre para nuestro movimiento. También me parece interesante la idea de usar nuevos materiales para la construcción de puentes, espirales, rotores etc. Ahí si que algunas casas están desarrollando sus investigaciones.
Ya os sigo contando
Saludos

Fondo ciego

Filed under: Ingeniería y Diseño,Movimiento — Gilberto Salas agosto 14, 2007 @ 8:39 am

Kurukunfo, un amigo del foro de RE me sugirió una idea muy interesante, como ya he hablado en el anterior post. Pero resulta que esa idea era la que en principio habíamos concebido para el EXTático del Momento Oportuno. La idea es que decorar un movimiento con unas cotes de geneve o todo del nombre de la marca en un Unitas ya está muy visto, por lo menos en el sector que nos movemos la gente que nos gusta los relojes. Y si a esto le añadimos un fondo visto pues estamos en lo mismo, y si encima el mecanismo no tiene nada que enseñar o lo que enseña es el swiss made, es una contradicción. Según mi amigo Kurukunfo es más original grabar el fondo ciego de la caja on tu propio logo o con alguna cosa que te parezca mas original que en un mecanismo que encima no es nuestro y además es suizo y no español.
La pena es que fue el diseño original colocar un fondo ciego y ya lo habíamos diseñado cuando cambiamos al fondo visto. Nos pareció mas difícil hacerlo y sacrificamos el alarde técnico por el concepto. Bueno, nunca es tarde. Los próximos modelos de EXTático irán con fondo ciego y ya veremos cuando nosostros hagamos nuestro propio mecanismo si le haremos el fondo visto o solo lo enseñaremos para la publicidad.
Esta conclusión es el beneficio de tener amigos foreros que te dan sus opiniones de buena fe y con la experiencia de años de labrar un gusto estético por los relojes. Otra cosa es que sepamos extraer de estas ideas las más adecuadas para nuestro concepto.
Saludos a todos

Quedada de foreros en Alicante

Filed under: Hora Española,Logística — Gilberto Salas agosto 11, 2007 @ 8:25 pm

Hoy hemos quedado un grupo de foreros del foro de Relojes Especiales en Alicante. Curiosamente solo dos foreros y yo hemos llegado a la hora suiza. Todos los demás hicieron gala de la Hora Española. Como el concepto está registrado debería de haberles pedido un alquiler de uso de la patente.
Como veíamos que la mitad no venía, decidimos ir a Amaya para ver unos cuantos Pierre Kunz, los Zenith de Nataf, los nuevos Hublot etc. Cuando nos juntamos todos nos fuimos a comer a Casa Ibarra, un sitio recomendado por Mario en la C/Mayor. Si pasáis por Alicante iros allí que no saldréis defraudados ni de la comida ni del precio.
La reunión fue muy agradable. Vimos muchos relojes que no habíamos tenido ocasión de palpar. Todos espectaculares, los de Montxo Grau, el Roger Dubois y demás de Mario, los de Alfonso, los Zeno de Corret, etc. Me llamó la atención un vintage de oro de Tecnovelez.Muy interesantes el Stowa de Manoloyloles y el Archimede de FT. Yo no los había visto en directo y están muy bien. También les gustó nuestro prototipo de tiempo esférico. Y lo mejor, me llevé la idea de hacer la caja posterior en fondo ciego. La verdad es que si no vamos a decorar el movimiento, me parece que es mejor una buena tapa posterior grabada con EXTático y que no se vea lo del swiss que es contradictorio en un reloj hecho aquí.
Por lo demás todos ellos son EXTáticos, es decir, les gusta vivir bien. Es increíble cómo conectamos toda la gente que nos gusta los relojes. Parece que cada reloj de cada uno de nosotros es parte de ellos y viceversa. Me parecían que esos relojes eran parte de todos nosotros y los sentíamos como nuestros solo por compartir esta afición. Y es que una de las tecnologías del estar-bien es hacer amigos y si estos comparten tu afición, no se puede estar mejor.
Creo que la próxima quedada me llevaré los planos de los EXT para que vean cómo los desarrollamos en AutoCad.
Saludos EXTátic@s

Investigación y desarrollo

Filed under: Ingeniería y Diseño — Gilberto Salas agosto 10, 2007 @ 12:08 pm


Hoy aparece un artículo de Henry Kramen en El Mundo muy interesante sobre el problema de la investigación en España. Dice que España ocupa el puesto 25 en número de patentes cerca de Chipre y Malta. Desde que dijo Unamuno aquello de que inventen ellos lo hemos tomado al pie de la letra. Al margen de que nuestra idea se parece un poco a la consecuencia de las palabras de Unamuno en el sentido de desarrollar lo nuestro, no tiene nada que ver con respecto al ámbito tecnológico.
Desde que hemos creado la compañía Tiempo EXTático, nuestra estrategia empresarial tiene dos líneas claras de expresión. Una la de la Hora Española que es lo que nos distingue de los demás pueblos y a la vez nos acerca, ya que todo el mundo quiere estar-bien. Y la segunda estrategia es apostar por el diseño y la I+D. Pero si de diseño ya hemos esbozado un poco nuestras formas de hacerlo, en I+D resulta un poco mas complicado hablar.
Para que una empresa hable de I+D tiene que tener claro los objetivos a largo plazo.Por eso nuestra empresa quiere fabricar su propio mecanismo con la idea de la supresión de la rueda de segundos. Esta forma de ver el mecanismo puede generar unas ruedas mas grandes donde se tenga que emplear diversos materiales y técnicas de fabricación. Aquí es donde nosotros vemos el lugar donde podemos avanzar en I+D.
Actualmente los procesos de fabricación son muy costosos, ya que la maquinaria para la fabricación es muy cara. Pero yo creo que hay procesos industriales con maquinaria mas barata, que puede ser igual de efectiva y permite una mayor diversidad de pruebas, sin hacer tanto desembolso, como por ejemplo,la microfusión.
Este proceso es muy antiguo, pero igual de efectivo que un mecanizado, permitiendo hacer menos pasos y formas más sofisticadas. En los mecanizados es bastante complicado hacer las formas esféricas, ya que el tiempo que se tarda en hacerlas muchas veces no resulta rentable, sobre todo cuano la factoría se dedica a grandes producciones. También en el mecanizado de metales como el titanio muchas veces no se llega a tamaños que sí se pueden conseguir en procesos de microfusión.
De todas formas cualquiera de los procesos que se elijan tienen que ser sostenidos por una infraestructura técnica y tecnológica tanto en el ámbito del diseño como en el de I+D.
Bueno, ya os seguiré contando mas cosas

Historia de la correa

Filed under: Ingeniería y Diseño — Gilberto Salas agosto 5, 2007 @ 9:23 am


Cuando diseñamos el Momento Oportuno pensamos hacer la correa en caucho. Para ello habíamos decidido abrir molde también para la correa. Ahora bien, cada vez que mirábamos el prototipo en papel veamos algo que no cuadraba. Entonces nos dimos cuenta que si queríamos un reloj que manifestara el espíritu geográfico de esta piel de toro, teníamos que hacer una correa con piel de “torito”, es decir, de becerro. Nuestra búsqueda y pruebas al principio fue infructuosa. Las pieles eran de mala calidad y perdían la flor rapidamente. Por una casualidad de la vida me acordé que tenía un amigo fabricante de zapatos de alta gama de zapatos de mujer. Lo llamamos y nos atendió gustosamente. Le ensañamos los prototipos de la correa y se sorprendió de la buena fabricación de la misma, aunque por supuesto, nos dio la razón en cuanto la calidad de la piel. También nos aconsejó cómo teníamos que coser la piel. Por lo visto si lo hacíamos recta la correa no se adaptaba a la muñeca. Así que tuvimos que decirle al fabricante que la cosiera con la forma curva de la muñeca para conseguir la mayor adaptación a ella. Después de enseñarnos la fábrica, nos llevó a la sección de almacén donde pudimos ver pieles de una calidad excelente. Vimos unas que nos podían interesar y él nos dio la dirección de la fábrica de piel. Después de ponernos en contacto con ellos, nos dijeros que slo podían vender a mayoristas. A buscar mayoristas, pero gracias a varias llamadas a la fábrica nos dieron la dirección de unos minoristas en Elche y hemos conseguido una calidad increíble en la piel de becerro, aunque también hemos tenido que abrir molde individual a cada modelo.
Las características técnicas son que es hidrófuga por delante y por detrás. Lo que no quiere decir que si te bañas con ella pues puede que se estropee, ya que es muy difícil que el agua no traspase la superficie de la correa y se empape toda. Por otra parte es antialérgica y no destiñe. Así en esta época de verano que todas las correas destiñen un poco y algunas dan picores, la nuetra no, aunque me imagino que siempre habrá una excepción.
Finalmente nuestras correas son de este tipo de material generalmente, aunque estamos probando con el modelo de PVD una correa de kevlar que francamente queda impresionante. Por otra parte sí que hemos hecho una correa estándar para todos los modelos y en febrero abriremos molde de correa de caucho.
Por hoy ya está bien el rollo
Saludos amigos

La tierra es plana (II)

Filed under: Concepto,Logística — Gilberto Salas agosto 2, 2007 @ 5:19 pm

La aldea cósmica de Mc Luhan se ha convertido en Protópolis, es decir, la ciudad primera. Cuando Aristóteles desarrolló la Política dijo que lo primero era la ciudad y luego las casas. Él pensaba que las casas tenían su origen y su finalidad en constituir una ciudad. El concepto de ciudad estaba antes que el de casa y por eso era su causa final. Con esto quiero decir que la tierra es la ciudad primera de Aristóteles, Protópolis, donde las casas, que son las empresas o los individuos, se relacionan entre sí con los asuntos que pertenencen a ellas. Esto es la oikonomia, los asuntos relativos a las casas. En la actualidad llamamos a esto mercado, mercado interno, mercado exterior, mercado doméstico, etc.

Esta Protópolis se compone de diferentes barrios, Merópolis (mero parte poli ciudad) o partes de la ciudad primera. Entonces dentro de esta ciudad primera os voy a describir un diagrama de logística de relaciones entre las merópolis y la protópolis en relación a las casas o empresas.

Toda la tierra es una gran ciudad al haberse acortado las comunicaciones. Antiguamente era muy difícil de acceder a la información para suministrar elementos a la empresa. La investigación se establecía muchas veces por el viajante o por las ferias o por el pateo del empresario en busca de materia prima. Había que trabajarse durante años al mejor proveedor de las partes constitutivas de un producto. Ahora con el acceso a la información y la subcontratación, todo es mucho más fácil.

Yo considero que nuestra empresa está formada por unas oficinas en Alcoy donde se diseña el reloj, se mantiene a través de un servicio técnico y se da a conocer a través de los departamentos de relaciones públicas y de comunicación. A la vez nuestras fábricas están en Suiza, China, Japón, India o España que son los lugares donde se fabrican los diferentes elementos que nosotros hemos diseñado aquí y que subcontratamos.

Nuestra imagen figurada de la empresa es la de un nudo central que se comunica con otros nudos como una tela de araña, con movimientos recíprocos por toda esa red tejida a través de nuestra comunicación diaria. Esa es la realidad de casi todas las empresas o casas que existen en esta aldea cósmica, ya que seguramente quien fábrica algo en su propia casa necesita subcontratar algún elemento en alguna otra del Extremo Oriente.